Goteres en els deteriorats barracons del centre públic d’El Perelló

0
135

La Asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del CEIP El Perelló han denunciado que «el mal estado de los barracones» en los que se encuentra el centro escolar han provocado goteras y daños en el mobiliario.

El colectivo explica, a través de un comunicado difundido por la Federación de asociaciones de madres y padres de alumnos de la provincia de Valencia (Fapa-València), que «los alumnos de este colegio hace nuevo cursos que tienen una escuela completa en barracones ubicada dentro de la zona dedicada al polideportivo».

Actualmente, detallan, un total de 155 alumnos utilizan estas «instalaciones deterioradas». Así, aseguran que, «cada vez que llueve, la escuela se llena de goteras hasta acabar inundada tanto en las aulas como en los pasillos, dejando el centro lleno de humedades y el mobiliario en mal estado».

Además, «como consecuencia de utilizar el espacio del polideportivo de la población, no existe un buen sistema para canalizar el agua y se forman grandes balsas en las puertas de acceso».

El AMPA considera que la Conselleria de Educación condena a esta escuela a «la no renovación de recursos materiales por ser un centro de barracones, y al mismo tiempo los mantiene en estas estructuras insuficientes, con un espacio de ocio limitado y sin ningún elemento que pueda hacer sombra».

«Ahora nos piden la instalación de una puerta blindada para poder dotarnos con una aula de informática y, en una ocasión, concedieron unos juegos para el patio de infantil que después retiraron al comprobar que el centro está en barracones en su totalidad», lamentan desde la asociación.

Traslado al polideportivo

El AMPA recuerda que en el año 2003 el aumento en la demanda de plazas en el CEIP El Perelló «dejó pequeño el espacio útil del antiguo centro y los alumnos fueron trasladados a barracones dentro de la zona dedicada al polideportivo».

«Desde entonces, la escuela no ha dejado de crecer y en el año 2006 la Conselleria de Educación cambió los antiguos barracones, ya insuficientes, por otras más granos», agregan.

Las nuevas instalaciones se presentaron como «provisionales» mientras se preparan todos los trámites por hacer posible la nueva escuela. No obstante, los padres advierten de que «han pasado 9 cursos» y estas aulas prefabricadas «envejecen rápidamente». «El próximo curso se cumplirán 10 años esperando un centro nuevo que no llega», han finalizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here