Rafael Soler ya no es delegado del Consell al suprimir Fabra las delegaciones

0
356
Soler amb Bastidas el dijous en Alzira

Los delegados provinciales del Consell en Valencia, Alicante y Castellón —cargos políticos con rango de dirección general que creó Eduardo Zaplana en 1996— desaparecieron este viernes de un plumazo. Desde hace años, la oposición había reclamado, sin éxito, la supresión de estos departamentos al entender que se producía una duplicidad con el trabajo de las consejerías.

La reordenación pilló por sorpresa a los delegados provinciales del Consell —Juan de Dios Navarro en Alicante, Joaquín Borràs en Castellón y Rafael Soler, que también es alcalde de La Pobla Llarga, en Valencia— que, en privado, no ocultaron su malestar.

Sin embargo, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que había hecho oídos sordos a las críticas, adoptó la decisión dentro de una reestructuración en profundidad del área de Presidencia. Fabra potencia a Esther Pastor Tomás, una mujer de su entera confianza que ya trabajo con él en el Ayuntamiento de Castellón y que hasta ahora ocupaba la dirección general de Coordinación Institucional. Pastor es elevada al rango de secretaria autonómica de Organización, Coordinación y Relaciones Institucionales —esta última competencia es nueva— con el mismo nivel que la secretaria autonómica de Comunicación, Paula Meseguer, y el jefe de gabinete, Jesús Lecha. Esther Pastor contará, además, con una directora general de Coordinación Institucional, María Jesús García, hasta ahora asesora en distintas consejerías.

La reordenación supone también la desaparición de la dirección general de Promoción Institucional, que estaba vacante tras la destitución de Dora Ibars. Las competencias pasan ahora a depender de la secretaría autonómica de Comunicación.

En la misma reestructuración, que supondrá un ahorro de 220.000 euros anuales en salarios de altos cargos, se amortiza la secretaría autonómica de Territorio, Medio Ambiente y Paisaje, que estaba vacante desde la dimisión de Arancha Muñoz, hace meses.

El vicepresidente y portavoz del Consell, José Ciscar, admitió: “Efectivamente, se ha cuestionado en muchas ocasiones la figura de los delegados del Gobierno valenciano, pero ahora prima la austeridad y se ha aprovechado una reestructuración más amplia para hacerlo”.

Respecto a la potenciación de Pastor como secretaria autonómica, Ciscar señaló que el presidente “ha valorado su capacidad porque es una perfecta conocedora del área de Presidencia”. “Fabra ha hecho una excelente elección”, remachó. Pastor posee estudios de Derecho, es máster en dirección estratégica de la comunicación y en la actualidad cursa el grado de Protocolo y organización de eventos en la Universidad Camilo José Cela, según el currículo de Presidencia.

La reordenación pilló por sorpresa a los delegados provinciales del Consell —Juan de Dios Navarro en Alicante, Joaquín Borràs en Castellón y Rafael Soler, que también es alcalde de La Pobla Llarga, en Valencia— que, en privado, no ocultaron su malestar.

El Pais

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here