Un millar de viviendas de Alzira ya son propiedad de las entidades bancarias

0
522
Un carrer de l’Alquerieta
L’alcaldessa amb el president d l’Alquerieta, ahir

Un moment de l’assemblea veïnal

La principal agencia inmobiliaria de Alzira son las entidades bancarias que tienen a su nombre alrededor de un millar de viviendas según fuentes municipales. La principal cartera de inmuebles està en poder del Banco de Sabadell tras adquirir la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo -CAM-.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, reveló, ayer, que esta entidad es titular de «más de 400 casas» durante el transcurso de una asamblea celebrada con los vecinos del barrio de l’Alquerieta. Bankia es titular de una cantidad similar, si bien Bastidas no pudo precisar con exactitud la cifra, y el resto pertenece a otras entidades bancarias.

Se da la circunstancia que la CAM, según ha podido averiguar Riberaexpress, «no ha ejecutado ningún desahucio en Alzira ni en la comarca», sino que ha practicado la tan demandada por diversas plataformas y algunos partidos de la oposición, la dación en pago. Incluso ha permitido que los antiguos titulares de las casas permanecieran en ellas a cambio «de un alquiler social», política que están respetando los actuales directivos del Banco de Sabadell.

Bastidas explicó ante un centenar de vecinos su popularizado proyecto, «Alzira Social» basado en la expropiación a los bancos de aquellas viviendas abandonadas que no pagan los tributos municipales. El ayuntamiento ha tapiado un total de 57 viviendas y casas, la mayoría en l’Alquerieta pero las hay también en las barridas de Les Bases, Sants Patrons y Sant Joan. Cuatro de ellas acaban de ser inscritas en Registro Municipal Solares, todas ellas en la calle Callao, que serán las primeras en ser rehabilitadas, a través de un Plan de Empleo, para con posterioridad poder ser utilizadas, en régimen de alquiler, «por jóvenes con cargas familiares para dinamizar l’Alquerieta» según la primera autoridad local.

Bastidas, que estuvo acompañada por el concejal de Policía, Eliseo Candela y el de Obras, Enrique Montalvá, explicó a los asistentes que de un presupuesto total de 400.000 euros, un 50% se destina a la expropiación de los inmuebles y la otra mitad a la rehabilitación de las casas. Según reveló la alcaldesa, esta suma la obtuvo el ayuntamiento cobrando recargos a las entidades bancarias que no pagaban los tributos dentro del plazo voluntario.

El consistorio tiene previsto llevar a cabo su Alzira Social de cuatro en cuatro casas y las primeras, que ahora presentan un estado «deplorable» estarán en condiciones de ser habitadas «en el plazo de un año» según aseguró la presidenta del consistorio a este diario digital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here