Rajoy se resigna a que el paro no baje del 25% hasta 2016

0
380

La vicepresidenta del Gobierno y los ministros de Economía y de Hacienda comparecieron tras el Consejo de Ministros y trataron de presentar un panorama de futuro optimista al tiempo que mostraban unos datos demoledores en los dos grandes objetivos del Ejecutivo: el crecimiento económico y la creación de empleo. Sobre el primero, Luis de Guindos anunció que, frente a una previsión inicial de caída del PIB de 0,5 en 2013, éste se contraerá un 0,8% más, hasta alcanzar un -1,3%, en consonancia con las previsiones de los organismos internacionales.

Además, en la «Actualización del Programa de Estabilidad 2013-2016», el escenario macroeconómico del Gobierno contempla subidas del PIB del 0,5, 0,9 y 1,3% en 2014, 2015 y 2016 respectivamente. El escenario de creación de empleo es aún peor, pues el Ejecutivo prevé caídas del 3,4 y 0,4% en 2013 y 2014 y leves subidas del 0,3 y el 0,7 en 2015 y 2016 respectivamente.

Con este escenario, sin embargo, y con la cautela de presentar unas «hipótesis extremadamente conservadoras», «prudentes» y «cautas», De Guindos aseguró que «la recuperación» de la economía española estaba empezando, porque se «está dando la vuelta» a la situación de crisis. A pesar de todo, el Gobierno reconoce que «falta mucho» para que los datos macroeconómicos positivos (balanza comercial o costes de financiación) «se traduzcan a la economía real» y así lo explicará el presidente Mariano Rajoy en una comparecencia en el Congreso de los Diputados que solicitará hoy mismo para detallar las reformas que hoy ha adelantado su equipo y que la vicepresidenta aseguró que se producirá en «el más breve plazo posible».

La vicepresidenta anunció que se realizarán ocho grandes reformas, entre las que se encuentran la luz verde a las cacareadas leyes de transparencia y reforma local, la subida de impuestos especiales (medioambientales, entre otros que no ha querido concretar Cristóbal Montoro) o el mantener la subida del IRPF hasta 2015, corrigiendo así las intenciones iniciales del Ejecutivo, que aseguró que lo bajaría en 2014.

Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado, asimismo y entre las medidas de consolidación fiscal y Seguridad Social, la «regulación del factor de sostenibilidad, para garantizar el futuro del sistema de pensiones» y aunque no quiso adelantar nada, a la espera de los trabajos de una comisión creada al respecto y de la negociación en el marco del Pacto de Toledo, dejó en el aire la posibilidad de «desindexar» las pensiones del IPC anual, es decir, que no suban en función de éste, explicó la portavoz del Gobierno. Esta desindexación sí se producirá en las rentas públicas y afectará, especialmente, a los contratos administrativos.

Público

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here