Ford contratará un millar de trabajadores para recuperar el turno de noche

0
442

Ford firmó ayer un acuerdo histórico que garantiza el futuro de la planta de Almussafes hasta 2018. La dirección y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras suscribieron un principio de acuerdo que servirá de base para el convenio colectivo durante el periodo 2014-2018. Durante estos cinco años, la factoría se compromete a mantener el empleo e incluso aumentarlo dentro de un año. En el segundo semestre de 2014 se recuperará el tercer turno o turno de noche que implicará 1.000 contrataciones, aproximadamente, en la factoría más otras 3.000 en el parque de proveedores.

De este modo, el acuerdo, que será aprobado hoy por el comité de empresa y votado en referéndum la semana que viene por toda la plantilla, cumple con los dos requisitos que desde el principio de la negociación se marcaron desde UGT: recuperación del turno de noche (suprimido en abril de 2009) y acuerdo a largo plazo. A ambos objetivos también se sumó Comisiones Obreras mientras que los otros dos sindicatos minoritarios no han tenido ningún peso en la negociación.

Las condiciones salariales pactadas reflejan la revalorización en 2013 según el IPC real y la congelación salarial en 2014. En 2015 los sueldos subirán el IPC real más 0,5 puntos de manera no consolidable mientras que en 2016 y 2017 se aplicará el mismo incremento pero consolidando las subidas. En 2018 la subida será del IPC más un punto.

Además, se establece un plan de prejubilaciones para los mayores de 61 años de manera que en los cinco años del acuerdo saldrán 985 trabajadores que serán reemplazados por otros tantos que entrarán en plantilla de manera indefinida. También se mantiene la escuela de aprendices que contratará a 20 personas al año.

Por otra parte, Ford dejará de pagar el comedor a partir del 1 de mayo y hasta que vuelva a instaurarse el tercer turno mientras que elimina para las nuevas contrataciones el plus de kilometraje para los que residan en poblaciones que no tienen servicio de autobús y se elimina la modalidad de préstamos para viviendas, entre otros puntos.

El acuerdo incluye: «cuando por necesidades de producción, motivadas por razones de demanda, dificultades de suministro o causas ajenas que puedan impactar la programación de producción, será necesario aplicar una redistribución de la jornada para acomodar la programación de producción prevista».

Pérdida de producción

El acuerdo, que por su larga duración garantiza el futuro de la planta a largo plazo, lleva implícita la pérdida de producción a corto plazo. Actualmente, Ford Almussafes monta 450 C-Max y otros tantos Kuga al día mientras que la previsión de producción de la Transit Connect, que se iniciará en masa en el tercer trimestre, es de 900 unidades al día. La suma de los tres modelos da una producción de 1.800 coches al día mientras que partir de los 1.300 empieza a ser necesario la fabricación las 24 horas al día. Esta situación se debería producir en septiembre u octubre pero, sin embargo, el tercer turno no se recuperará hasta la segunda mitad de 2014. Algunas fuentes lo prevén para justo después del verano del año que viene.

Entre las posibilidades que tiene Ford está el traslado de la producción del C-Max a Saarlouis o del Kuga las plantas que tiene en Rusia. Fuentes del entorno de Ford en Colonia, donde se ubica la central de compras de piezas de la multinacional en Europa, aseguran que aún no se quiere oficializar la llegada del Mondeo a Almussafes pero que la vuelta del tercer turno coincidirá previsiblemente con este hito. Hasta que se reciba este primer modelo de la planta de Genk (Bélgica), Almussafes podrá ceder parte de su producción a otras plantas.

Las fuentes consultados coinciden en que Ford no quiere instalar el tercer turno hasta el segundo semestre de 2014 porque no prevé una recuperación del mercado del automóvil hasta esa fecha. Con este pronóstico, Ford no quiere aumentar su capacidad de producción en Europa.

Pese a esta promesa de Ford a los sindicatos de que se recuperará el tercer turno cuando lleguen los modelos de Bélgica, el acuerdo contempla que las gratificaciones especiales se podrían eliminar en 2017 y 2018 si Almussafes no fabrica a tres turnos. De este modo, Ford avisa de que no tiene la seguridad de que el tercer turno que implantará el año que viene dure más de dos años y medio, es decir, que se pueda mantener una vez los modelos actuales que fabrica Almussafes pierdan su efecto de novedad.

Por otra parte, UGT aprovechó ayer la firma del acuerdo para alabar a la dirección y criticar al Gobierno. «Una vez más se demuestra tanto la importancia de apostar por la industria (como ha hecho Ford) como el valor de la negociación por encima de cualquier tipo de reforma laboral que se quiera imponer».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here