Una malla de 2.000 m2 protegirà els veïns de la Graella d’Alzira

0
480

La Diputación

La regidora Ortega i el diputat Enguix

de Valencia ha puesto en marcha una serie de obras para evitar desprendimientos en Alzira. Las actuaciones de mejora, que cuentan con un presupuesto de 47.876 euros, “garantizarán la seguridad de las viviendas próximas a la pared rocosa, cubierta con una malla de triple torsión de 2.000 metros cuadrados”, explica el diputado Salvador Enguix.

 

El representante del departamento de Medio Ambiente de la entidad provincial ha visitado la zona para inspeccionar los trabajos que se están realizando sobre el talud que corre riesgo de desplome y ha informado de que, en un primer lugar, “se procedió al saneamiento de la pared para poder colocar la protección con facilidad respondiendo a una petición del ayuntamiento”.

 

También ha acudido a la zona afectada -popularmente conocida como la Graella- la concejala de Servicios Públicos, Dolores Ortega, quien ha declarado que gracias a esta actuación “la seguridad de los vecinos que viven en este barrio está garantizada”.

 

“La peligrosidad del lugar se centraba en una calle sin salida muy habitada por jóvenes y niños durante los meses de verano”, ha afirmado Ortega, al explicar además que los desprendimientos de roca “habían aumentado con las lluvias de las últimas semanas”.

La concejala, que se ha mostrado muy optimista con esta nueva actuación, ha informado de que la institución provincial “se ha hecho cargo del 90% de la totalidad del coste de la obra. Concretamente, ha hecho una inversión de 43.890 euros y el ayuntamiento ha costeado el resto, 3.986 euros”.

Por último, la responsable de servicios sociales ha agradecido la “gran labor” que realiza la Diputación de Valencia y ha afirmado que “sin su ayuda, sería muy difícil ejecutar estas obras”.

 

Obras

 

Las obras consisten en la instalación de una malla de alambre de triple torsión adosada a la superficie de la montaña. Además, se están ejecutando tareas de saneamiento y limpieza de los bloques rocosos individualizados y la eliminación de especies arbóreas con sus raíces que provocan el efecto cuña.

 

El riesgo y peligrosidad que presenta esta zona se centra en la caída de bloques rocosos inestables debido a la fuerte pendiente del talud y a sus características geológicas, ya que está compuesto por materiales formados por macizos calcáreos.

 

Los agentes atmosféricos también aumentan la erosión, con el consiguiente riesgo de alcanzar las edificaciones construidas al pie de la ladera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here