Los herbicidas penetran poco a poco en el suelo hasta llegar al acuífero y poseen una larga degradación

0
1787

El Glifosato más conocido como el, Round Up, es el herbicida más común que vienen utilizando los agricultores valencianos desde el año 1970 para eliminar las malas hierbas del campo sobre todo en las parcelas cultivadas de cítricos. El problema de los herbicidas radica en que «tienen un período de degradación muy largo», según ha comentado a Riberaexpress un técnico de Alzicoop, por lo que puede tardar varios años en penetrar hasta el acuífero «al ser muy lenta su penetración en el suelo».

El Round Up, es uno de los pocos herbicidas autorizados por la UE, debido a su «menor persistencia», en cambio el denominado Bromacilo fue prohibido por las autoridades sanitarias europeas en el año 2003.

Habría que conocer los componentes químicos hallados para dictaminar «con certeza» el causante o causantes de la contaminación de las aguas, apunta este experto alzireño.

Caso de hallarse algún componente químico del Glifosato, supondría «un terremoto» en el sector agrícola dado que «se utiliza muchísimo en la comarca» para eliminar las malas hierbas.

El siguiente artículo publicado en el año 2008 por la revista Gastronomia & Cía, da cuenta de lo venenoso y peligroso que puede ser para la salud de las personas, de los animales, de las plantas y en definitiva del medioambiente.

 

Glifosato

Glifosato niveles en alimentos

El glifosato es uno de los herbicidas de los que hablábamos ayer en el post sobre la nueva normativa de la UE sobre pesticidas en los alimentos, en este post evidenciábamos que los niveles de glifosato permitidos eran significativamente mayores que los niveles de otros herbicidas o pesticidas empleados en la industria de la agroalimentación. Naranjas, mandarinas o trigo entre otros alimentos, podían contener un nivel más elevado de residuos químicos provenientes del glifosato.

Potenciales peligros

Queremos ampliar un poco más la información que nos muestra qué es en realidad el glifosato y cuáles son los potenciales peligros encerrados en él. El herbicida glifosato fue desarrollado por John Franz en 1974, investigador que desarrollaba su labor en la famosa compañía biotecnológica Monsanto, desde entonces y dada su efectividad para acabar con las hierbas o cualquier vegetal, comenzó a ser utilizado por agricultores de todo el mundo como una herramienta efectiva que contribuía a reducir significativamente el trabajo en el campo.

Actualmente el glifosato es uno de los productos más utilizados en el mundo, muchos alimentos transgénicos se han desarrollado para que sean resistentes a la acción del glifosato, de este modo, el producto se aplica en los cultivos eliminando las malas hierbas y sin provocar daños en los cultivos, de ahí que esté tan asociado con los alimentos modificados genéticamente que se cultivan.

No desaparece tan fácilomente

El glifosato actúa de una manera muy peculiar, interfiere en el metabolismo de la planta acabando con ella en pocos días, los problemas comienzan aquí. El glisfosato no desaparece tan fácilmente, permanece en el terreno cultivable durante un buen tiempo, la acción de los agentes medioambientales, como puede ser la lluvia, arrastra el producto químico a otros lugares pudiendo acabar con todo ser vivo con el que se tope, no sólo mata plantas, también insectos y puede convertir una zona llena de vida en un terreno yermo.

Peligroso para las plantas, los animales y los seres humanos

Son muchos los investigadores que advierten sobre el grave peligro que encierra el glifosato, puede causar daños genéticos en los anfibios, en los peces, en las lombrices de tierra que son tan beneficiosas para la agricultura, etc.

En un principio, la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la EPA (Agencia de Protección Ambiental) catalogaron al herbicida como un producto levemente tóxico, sólo faltaba que se indicara que era beneficioso. Pero numerosas investigaciones realizadas por diversas instituciones científicas independientes mostraron todo lo contrario, se trataba de un producto potencialmente peligroso no sólo para las plantas, también para los animales y los seres humanos. Parece ser que entre algunos de los efectos adversos constatados se encuentran los efectos carcinogenéticos, mutagénicos o reproductivos, tumores, problemas genéticos, problemas respiratorios, cáncer, problemas en la placenta humana y un largo etcétera.

Otro efecto del glifosato o también denominado comercialmente Roundup es la posibilidad de que aumente la propagación y la gravedad de algunas enfermedades que inciden en la fauna vegetal. Tras dar un vistazo a toda esta información cabría deducir que debería prohibirse su utilización y mucho más si interviene en la alimentación humana.

Normativa de la Unión Europea sobre pesticidas en los alimentos

Entonces, ¿por qué conociendo los graves peligros que se encuentran asociados al glifosato se mantiene su utilización y además, los valores máximos permitidos por la Unión Europea son tan elevados?, es evidente que este producto le resulta muy rentable a Monsanto, aunque no es nada beneficioso ni para el medio ambiente ni para la salud.

El Glifosato, un puro veneno

Será interesante saber que muchos productos contemplados en nuestra alimentación han sido tratados con el glifosato, puro veneno que aun en cantidades poco significativas, estamos introduciendo en nuestro organismo.

No es extraño que cada día se sumen nuevos adeptos a los productos ecológicos, la concienciación por el medio ambiente, la necesidad de disfrutar de alimentos de calidad y no querer alimentar a nuestro organismo de sustancias químicas indeseables, son sólo algunos de los motivos.

Revista: Gastronomia & Cía

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here