Objeción de conciencia de los funcionarios / Opinión: Francisco Santisteban

0
494

 

Paco Santisteban

A lo largo del año transcurrido desde el cambio de Gobierno, y con ello y cada vez más claro, un cambio de Régimen Político, y de un cambio radical de los derechos de los ciudadanos/as. Se han producido en el ámbito de la Comarca, varias consultas jurídicas de Funcionarios/as a los servicios jurídicos. 

La pregunta casi siempre viene a ser la misma, “Yo me puedo negar a cumplir una orden, que a mi juicio es ilegal “. La preguntas eran tanto de médicos, Policías, y funcionarios en general.
En principio la respuesta es variada, depende, de que orden sea. Pero a continuación vienen los ejemplos prácticos. Un médico, pregunta como me puedo negar a atender a un paciente enfermo, y que puede acabar agravándose su patología; pero es extranjero y que con la nueva Ley, carece de tarjeta sanitaria, me obligan a no atenderlo. Difícil respuesta ya que un médico ha realizado un juramento Hipocrático, en el que jura intentar cuidar y salvar vidas. La respuesta es igual de complicada, legalmente no puede hacerlo, y más aun en dependencias de Centros Sanitarios Públicos, pero su conciencia le dice lo contrario y lo atiende.
Evidentemente se juega su puesto de trabajo, por desobedecer una orden, pero y con nuestra Constitución que avala el derecho a la Salud, y la Carta de Derechos Humanos, ¿donde queda ¿ es complicado e inhumano. ¿ Podría hacer una Objeción de Conciencia ¿. Yo la haría.
Luego te encuentras con el Policía Local o Nacional, da lo mismo, al que por orden judicial le ordenan sus mandos que hay que desalojar por desahucio judicial, a una familia de personas mayores, o a una familia con hijos. Ya que un Banco o Caja al cual el Gobierno le ha dado un montón de millones de € , ha acudido a los juzgados por impago de su hipoteca, por haber quedado por una Reforma Laboral dañina sin trabajo ni recursos. Aquí las respuesta se complica aun más, ya que esta obligado por Ley y por Reglamentos Internos a ejecutar las ordenes que les den, además de no poderse negar a cumplir una orden judicial.
Pero y los derechos constitucionales donde dicen, que los españoles tienen derecho a una vivienda digna y a un puesto de trabajo. Y durmiendo en la calle, Moralmente es inmoral ejecutar esa orden, puesto que lo primero que se le enseña y se le examina, a cualquier funcionario es la Constitución y en ciertos Casos el Estatuto de Autonomía. Y se riza el rizo cuando un funcionario/a público al tomar posesión de su plaza, ha de jurar o prometer cumplir la Constitución y las leyes. ¿ Podría hacer una Objeción de Conciencia ¿. Yo la haría.

Y luego multitud de casos donde funcionarios de otras administraciones ven a diario como su jefes, los cargos electos, cometen verdaderas tropelías, administrativas, presupuestarias, etc., y se conocen casos a montones que les contestas, aquí es más fácil pero peligroso. Si quien tiene poder de Informar y de firmar lo hace, tú debes cumplir con la orden, pero si sabes que es manifiestamente ilegal, debes como ciudadano y como funcionario has ponerlo a disposición judicial. Pero claro si lo haces, estas muerto laboralmente, te has jugado el puesto de trabajo, ya que si denuncias, nadie te protege y la Justicia funciona muy lenta. Por lo tanto aquí no hay objeción de conciencia, solo valentía, pero la valentía y conforme están las cosas hoy, donde el Jefe o el Político es casi Dios, se puede convertir en idiotez.

Por lo tanto mi opinión, que no ha de ser compartida, es creo en la Objeción de Conciencia cuando se vulneran derechos humanos o constitucionales. Y en lo demás debe haber un cambio legislativo profundo, no es posible que un Alcalde, y no es que todos sean malos, sea según la Ley casi Dios también. Hace lo que quiere, se pone el sueldo que quiere, y que no repliquen diciendo que siempre cumplen con la Ley, por que no es así, aquí se bordea, cuando no se burla la misma. Y casos los hay a montones.
Por eso y después de tanto recortes, modificaciones de leyes y demás medidas que han perjudicado a los más pobres, solo queda decir aquello de VIRGENCITA QUE ME QUEDE COMO ESTOY.

Francisco Santisteban Moya
Secretario General de la FSP-UGT
Ribera Alta, Costera, Canal de Navarrés.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here