La policía incrementa la vigilancia y decomisa 1.000 kg de fruta en Alberic

0
352
Control policial

Muestra de ello es el Ayuntamiento de Alberic que ha decidido incrementar las patrullas rurales de cara a la campaña citrícola. Unas medidas que parece que han dado sus resultados, ya que desde el pasado mes de septiembre la policía ha incautado más de mil kilos de fruta robada en el término de Alberic.

Así, el pasado mes de noviembre los agentes recuperaron 751 kilos de caqui, por valor de 413 euros, en los diversos controles que están ejecutando. Mientras que el pasado mes recuperaron 253 kilos de navelinas que presuntamente habían sido robadas del campo.
Pero el objetivo de los ladrones no sólo son las frutas, ya que el pasado mes de septiembre los agentes incautaron varias herramientas, que una banda utilizaba para robar cobre y el sistema de riego de los campos de Alberic.
«Desde el pasado mes de septiembre y hasta diciembre hemos llevado a cabo tres incautaciones importantes, tanto de fruta como de herramientas para robar el riego por goteo», explicó Benjamín Nogués, concejal de Agricultura de Alberic.
La recuperación de los 1.004 kilos de fruta y de las herramientas ha sido posible a los diversos controles en los caminos rurales del término, que han llevado a cabo la Policía Local de Alberic en colaboración con la Policía Autonómica, así como a la intervención de los cuatro guardas rurales que el Ayuntamiento ha destinado para esta campaña citrícola.
«Este año hemos incorporado cuatro guardas rurales, dos por la mañana y dos por la tarde. Ésta junto a otras medidas han dado muy buenos resultados, ya que se ha aumentado la seguridad en nuestros campos y los agricultores están más tranquilos. Además, se han evitado las pérdidas que hubieran supuesto los robos», señaló Benjamín Nogués.
Desde el inicio de la campaña, la Policía Local de Alberic junto a la Autonómica han inspeccionado más de 300 vehículos e identificado a más de un centenar de personas, en los diversos controles que han llevado a cabo en las carreteras y caminos rurales del término municipal. En estos controles, los agentes identifican a las cuadrillas recolectoras de naranja habituales del término para conocer a los que trabajan en los campos de la localidad y detectar, así, cualquier movimiento sospechoso.
Carmen Cerveró / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here