Diputados del PP y del PSOE valencianos denunciados por cobrar dietas pese a tener piso en Madrid

1
296
Andrea Fabra

Andrea Fabra (PP), Nacho Uriarte (PP), Inmaculada Rodríguez-Piñero (PSOE) y Carmen Montón (PSOE). Los cuatro son diputados por la Comunitat Valenciana en el Congreso, poseen vivienda propia en Madrid y, pese a ello, cobran -aparte del sueldo de parlamentario y los complementos- una dieta de 1.823 euros mensuales en concepto de ayuda para «afrontar los gastos de alojamiento y manutención en la capital que origine la actividad en la Cámara». Los cuatro políticos fueron denunciados ayer, en compañía de otros 59 diputados más de toda España que se encuentran en la misma situación: con vivienda en Madrid y cobrando dietas para alojamiento y manutención. El impulsor de la querella ante el Tribunal Supremo es la asociación Democracia Real Ya, quien ve en esta actuación un presunto «delito de malversación de fondos públicos y apropiación indebida».

Andrea Fabra, hija del expresidente de la Diputación de Castelló Carlos Fabra, es diputada popular por Castelló desde 2008 y vive todo el año en un chalé de una exclusiva urbanización en Pozuelo de Alarcón. Nacho Uriarte, diputado paracaidista del PP que se presentó por Valencia pese a residir en Madrid -donde ha declarado tener un estudio- también cobra el plus de alojamiento, complemento que bajaría a 871 euros (casi mil euros menos al mes) si hubiera sido elegido diputado por su circunscripción natural. Las otras dos diputadas valencianas son la socialista Carmen Montón, quien se declara propietaria de una vivienda en Madrid y cobra el plus, y la también socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero, con vivienda familiar en Godella pero que declara poseer un loft en la capital.

Ahora queda pendiente el informe del fiscal para su eventual admisión a trámite. De producirse la admisión a trámite, la apertura de un procedimiento en el alto tribunal daría lugar a la petición de suplicatorios por parte del Supremo, dirigidos al Congreso. El objetivo de Democracia Real Ya es «que se devuelva este dinero que se ha cobrado sin corresponder y que no vuelvan a cobrar» estos «emolumentos no razonables».

Esta asignación a los diputados ya fue polémica cuando el diputado por Valencia Toni Cantó, de UPyD, renunció a cobrarla porque ya tenía vivienda propia en Madrid y dijo que no le hacía falta. Este plus, además, está exento del pago de impuestos.

Levante-EMV

1 Comentario

  1. Desde luego que esto te pone a 100 no a 100.000 revoluciones, esta GENTUZA, de politicos baratos, rastreros, sinverguenzas, indecentes, ladrones, maltrabaja, insolidarios y mil cosas mas, no ven la que nos cae a los pobres ciudadanos de a pie, para impunemente hacer esto, ahora bien y los DESGRACIAOS que lo consienten.
    Acabaremos saliendo a la calle y alguno de estos deberia llevarse algun susto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here