Comisión frustrada / Opinión: Xavier Cantera

0
446
Pedro Grande y Enrique Montalvá

 

Llegué a ilusionarme cuando me enteré que la comisión sobre el problema del Huerto de Redal se iba a realizar en el Auditorio de la casa de la Cultura con cámaras, micrófonos y bolígrafos de periodistas en ristre. Después, tal y como me llegaban las noticias, como intuí que, por las condiciones impuestas por el PP para su realización, iba a ser una sesión descafeinada y rebajada por las ausencias del ex alcalde de UV, de los técnicos municipales y de EU, decidí no asistir. Pero esa mañana, realizando una gestión bancaria, un amigo me informó de la marcha de la comisión, suspendida por falta de energía eléctrica en la Casa de la Cultura, y al contarme los incidentes durante los inicios de la sesión: Actuación censora y censurable del Presidente, cambios en el orden del día, abandono de la mesa por parte del representante de Compromís y sobre todo, el corte de fluido eléctrico en el momento en que iniciaba su intervención la Sra. Alcaldesa como si de un boicot se tratara, me animé, movido más por el morbo de las formas que por el fondo investigado, a constatar en directo lo que me habían contado. Por tanto no escuché ni la intervención de la Sra. Alcaldesa ni la del Sr. Blasco.

Durante el tiempo que estuve en la sala, pude comprobar que efectivamente el Sr. Presidente realizó su papel con manifiesta torpeza, falta de ecuanimidad, utilización de un lenguaje inapropiado para una sesión democrática y dejando palpable su desacierto en su función de árbitro imparcial y    facilitador de la investigación del tema. Por el contrario, se empeñó en ser el causante del malestar  de los asistentes, que no fueran del PP,  al acto.

Sin entrar en los estilos personales que los miembros de la comisión, a los que escuché, utilizaron pues ya son conocidos por sus intervenciones en los plenos municipales, me interesa reseñar la actuación en su conjunto de los dos partidos progresistas que  participaron en la comisión frustrada.  De paso, diré que EU se equivocó al no participar porque creo que es importante escuchar el mensaje de su representación responsable en el Consistorio, porque el que no participa no existe y porque una organización que no salva todas las dificultades y manipulaciones impuestas por el poder, puede quedar en evidencia o por su falta de preparación sobre el tema o por su incapacidad para gobernar  contra toda adversidad.

La actuación del PSOE fue muy débil tanto por la poca  preparación del tema como partido  como  por la incoherencia de la intervención personalista del que fue alcalde, al cual se convocó oficialmente a declarar con cuatro días de antelación. Esta maniobra es un signo claro del poco interés del PP para que la comisión aportara luz sobre el problema y como el mejor modo de darle carpetazo a la investigación y corregir la chulada de la Alcaldesa al convocarla.

Creo que el ex alcalde socialista, al que escuché, se equivocó al participar en la comisión si no había tenido tiempo para preparase el tema como se merece la participación pública responsable sobre un problema grave, como es propio de una persona que ha ejercido el cargo de Alcalde y como se merece la ciudad y sus vecinos que somos los que al final vamos a pagar la inactividad del Consistorio ante el tema.

Y si decidió asistir, debería haber sido con todas las características  de las que estuvo dotada la aportación del representante, concejal de la UPV, durante aquellos años. Una intervención bien redactada, clarificadora, dotada de precisión histórica e ideológica y sobre todo con un lenguaje ilustrativo, documentado y denunciante de los responsables del problema. Todas estas cualidades son fruto de un trabajo profesional, en equipo y desde el convencimiento de que era ese el papel que el representante, hoy de Bloc-Compromís, debía hacer en estos momentos después de tantos años de inacción jurídica y política.

Y no sé si esa es la verdad sobre el tema, la que contó, pero estoy seguro que le tocó y bien tocado el “punto J” al primer alcalde del PSOE,  el cual saltó de su butaca apoderándose del micro y del escenario con la autoridad que siempre se ha auto dotado él mismo. Dos alcaldes socialistas en la comisión, reñidos, eso sí. Cada uno hizo su papel para salvar su ego o su responsabilidad, pero ¿Quién explicó la actuación de un partido que ha gobernado tanto tiempo nuestra ciudad? Ahora estoy convencido de que el partido socialista de Alzira no debería haber pedido esta comisión si no se preparaba antes bien, aceptando críticamente todo lo hecho por el partido, si no se tiene personal cualificado para abordar en equipo el tema y si la única razón de pedir esta investigación no era la de servir a la ciudadanía y sí la de una primaria vendeta contra el PP.  Veremos las conclusiones. Espero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here