Abierto el nuevo enlace a la AP-7 entre Sollana y Almussafes

0
508
La Delegada del Gobierno en el nuevo enlace / foto: Fran García

La esperada conexión por autovía entre Gandia y Valencia sigue siendo sólo un proyecto ya que los recortes han afectado a su construcción. En la Ribera Baixa, el tramo entre Cullera y Favara, uno de los puntos negros de esta vía, fue paralizado en 2010 después de que se anunciara su construcción y por el momento el Gobierno no lo ha incluido en los próximos presupuestos.

«El objetivo del Gobierno es retomarla cuando se pueda porque forma parte del eje de la A38 en los que se está actuando en distintos tramos», ha explicado el jefe de demarcación de carreteras del Estado en la Comunitat, Ismael Ferrer.
Precisamente en la A38 (se trata de la duplicación de la antigua nacional) en Cullera, Fomento mejorará la señalización en los próximos días ya que también es un punto frecuente de accidentes ya que se trata de la incorporación de la autovía a la carretera N332.
«El presupuesto en seguridad vial se ha aumentado porque es una de las prioridades. En esta caso se incidirá en las señales para que el usuario perciba que abandona la autovía y pasa a una carretera convencional que aunque está bien señalizado el usuario a veces no lo ve», ha apuntado Ferrer.
En concreto, se reforzará la señalización horizontal, remarcando la línea continua y también se aumentará la señalización vertical en una actuación de bajo coste.
En esta vía, la A38, se ha inaugurado un nuevo enlace a la AP-7 entre Sollana y Almussafes que ha permitido crear un tramo de dos carriles en sentido norte para mejorar la incorporación.
La obra realizada por Fomento ha mejorado también la seguridad vial del enlace ya que el trazado ha sido realizado con curvas de mayor radio y permitiendo la circulación a 100 kilómetros por hora.
El nuevo recorrido que ya está abierto al tráfico rodado consta de 2,3 kilómetros y será utilizado diariamente por unos 23.000 vehículos. Para realizar esta actuación han sido necesarias tres nuevas estructuras, dos viaductos y un paso superior, para atravesar el barranco del Tramusser y la acequia del Azarbe.
El presupuesto invertido en la obra asciende a 6,98 millones de euros, cantidad que sumada al coste de la redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y al coste de la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra asciende a 8,35 millones de euros.
«En estos tiempos poder inaugurar obras de gran envergadura como ésta es una gran satisfacción y que va a dar un buen servicio pero también ganamos en seguridad. Por la situación económica se han ralentizado las obras pero seguimos mejorando nuestras carreteras», ha comentado la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León en su visita al nuevo enlace de Almussafes y Sollana.
Uno de los temas pendientes de Fomento en estas obras era el pago de las expropiaciones a los agricultores afectados por esta actuación en Sollana y Almussafes y por la variante de Sueca y Cullera. Durante este año se han abonado las cantidades adeudadas que en la Ribera ascendían a 6,1 millones de euros. Cantidades que se debían desde hacía unos siete años y que el Ministerio ha puesto al corriente en toda la Comunitat.
Campaña de Navidad
La inauguración de este nuevo tramo de vía se ha realizado en estas fechas para que estuviera a punto para el inicio de la campaña especial de tráfico de Navidad. Una campaña que comienza hoy a las tres de la tarde y estará en marcha hasta el día 25. Se prevé durante estas fechas unos nueve millones de desplazamientos en la Comunitat Valenciana. «Las recomendaciones son conducir con 0 alcohol, 0 drogas y 0 prisas para seguir reduciendo los datos de accidentalidad que en el año pasado descendieron un 12% los accidentes mortales y un 10% los incidentes en carretera», ha destacado la delegada del Gobierno.
Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here