El ecoparque de Turís entrará en funcionamiento a principios de 2013

0
398
Comienzo de las obras del ecoparque

En pocos meses en Turís habrá menos excusas para no cuidar el entorno medioambiental o no reciclar debidamente los residuos urbanos. Durante este mes se ha iniciado la construcción del nuevo ecoparque que quedará instalado en una parcela de propiedad municipal ubicada junto a la carretera conocida popularmente como La Fillola, en la partida de La Ibesa.

Las instalaciones ocuparán 2.694 metros cuadrados que suponen sólo una parte de los 8.413 que tiene toda la parcela.

Esta superficie tiene forma rectangular, con lados de 73’30 y 34’95 metros cuadrados, y acogerá un ecoparque de tipo C que, según reza el proyecto, debe contar con un circuito para los vehículos particulares donde se produce la descarga de los residuos en los contenedores correspondientes; una zona de maniobras de uso restringido donde los camiones recogen o sustituyen los contenedores; un control de accesos; aseo y un área de aportación (zona cubierta donde se produce la selección de residuos en unos contenedores específicos y de menor tamaño).

Todo el recinto estará cercado por un cerramiento perimetral y contará además con una serie de zonas ajardinadas o espacios verdes.

Las obras tienen presupuesto de ejecución material que asciende a 269.452€ del que se hace cargo íntegramente el Consorci Ribera i Valldigna. Está previsto que duren hasta el próximo mes de enero, momento en el que el ayuntamiento se ocupará de la gestión de las instalaciones.

 La alcaldesa de Turís, Pilar Lozano, explicó en su día cuando se cedió el terreno al consorcio que “por su situación geográfica Turís se quedaba descolgado de las instalaciones que había formalizado la Generalitat con otras poblaciones. Además, el servicio que se nos ofrecía a través de un camión-ecoparque no nos resultaba efectivo para los 6.500 habitantes que tiene la localidad”.

Ahora el municipio “dispondrá de un servicio destinado a cuidar el medioambiente y que no deja de ser un paso importante en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

Una consecuencia derivada de la existencia del ecoparque será un mayor control de los vertidos que se realizan en los contenedores. Según Lozano, cuando las instalaciones entren en funcionamiento “el Ayuntamiento va a ser mucho más severo e inflexible con los que depositan restos de podas, muebles o escombros, y las multas serán más duras ya que cada vez que realizamos una limpieza de este tipo nos cuesta 1.600€”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here