Medio millón de personas se manifiestan en Madrid contra la política de recortes del Gobierno

1
354
Manifestants de la Ribera en Madrid

Una multitud de ciudadanos llegados de toda España han abarrotado este sábado la madrileña plaza de Colón convocados por la Cumbre Social, encabezada por los sindicatos CC.OO, UGT, CSI-F y USO y con representación de 150 asociaciones y organizaciones sociales, para exigir al Gobierno que dé un giro a su política y convoque un referéndum sobre los recortes que está aplicando.

Bajo el lema ‘Vamos! quieren arruinar el país. ¡Hay que impedirlo!’, desde primera hora de la mañana, los manifestantes -cientos de miles, según los convocantes– han partido desde diferentes puntos de la capital con dirección a Colón, donde ya a entorno a las 10.00 horas se concentraban cientos de personas. Bajo un cielo completamente despejado y sin incidentes, cuatro columnas de manifestantes procedentes de todas las comunidades autónomas y seis ‘mareas’ de trabajadores de la función pública, la educación, la sanidad o los servicios sociales marcharon con camisetas de colores correspondientes a los diferentes colectivos cantando consignas (menos de las habituales) y portando pancartas, banderas de las distintas comunidades autónomas y globos.

Además, entre las banderas se han dejado ver, como en las anteriores manifestaciones, telas republicanas, así como estandartes pertenecientes a la ‘marea’ violeta’ de las asociaciones de mujeres, pidiendo la libertad para abortar. Entre los mensajes más repetidos, ‘Esto nos pasa por un Gobierno facha’, ‘Si quieres ganar lucha sin descansar’ o ‘La reforma laboral, terrorismo laboral’. Entre estos cánticos, también enviaron mensajes directos al presidente del Gobierno: ‘Rajoy no te equivoques, persigue a los defraudadores, no a los trabajadores’ o ‘la reforma para los políticos’.

La subida del IVA, el paro, la amnistía fiscal, los recortes en sanidad y la educación o las ayuda a la banca, también han estado presentes entre las pancartas y mensajes lanzados por los ciudadanos congregados ante el escenario de Colón. «Es el tiempo de devolver la palabra a la ciudadanía», han asegurado los líderes de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, quienes han vuelto a plantear la posibilidad de convocar una nueva huelga general. «La llave de la huelga general la tiene el presidente del Gobierno», dijeron Toxo y Méndez, para añadir que «esta claro que si hay huelga, que a lo mejor es el desenlace inevitable, la fecha no la va a poner Rajoy».

Alzireños en la manifestación

Méndez subrayó que el seguimiento de esta convocatoria. «Aquí hay mucha gente que no se quiere resignar, que está hasta la coronilla. Nunca con tanta soberbia, con tantas malas artes, se había hecho tanto daño a la inmensa mayoría de la sociedad, porque sólo se protege a las élites económicas y financieras», ha criticado, acusando al Gobierno de comportarse con «arrogancia y prepotencia» en España y con «sumisión y servilismo» en Europa. El líder de UGT ha reprochado que «para este Gobierno no hay nada intocable» y, por eso, «pone en tela de juicio las pensiones, lo que queda del desempleo y los servicios sociales» con el objetivo de «pasar del Estado de Derecho Social al Estado de Beneficencia», lo que supone una «doble operación» para el PP que, por una parte, «facilita negocio con las privatizaciones a sus allegados» y «recupera la figura entrañable de las damas del ropero de la caridad» y, así, se «ganarán el cielo según su religión». También ha afeado a los ‘populares’ que, mientras «se fiscan en su programa ideológico» cuando se trata de rescatar a un banco, «lo llevan hasta las últimas consecuencias» a la hora de atacar los servicios públicos. «Es inmoral pretender aprovechar el ajuste de cuentas del erario público para ajustar las cuentas al Estado Constitucional. Estas medidas son dudosamente constitucionales», ha dicho. Finalmente, ha criticado al ministro de Economía, Luis de Guindos, que «ha dimitido mentalmente de su responsabilidad y ha vuelto a recuperar la figura de delegado de Lehman Brothers» y también al presidente, ironizando con que debe de haber sido la «avanzadilla de la sonda del Voyager» y por eso no se había enterado de cómo es la realidad del país. «No sé qué es peor: si ignorar algo o mentir descaradamente.

Quién nos gobierna, que no sabía cuál era la realidad del país?», ha añadido. «Se está imponiendo el principio de austeridad autoritaria, y se está utilizando para empujar hacia una deriva antisocial y totalitaria. Lo tenemos que combatir, y lo único que tenemos al alcance de nuestra mano es la movilización y un referéndum», ha reclamado, alertando del deterioro democrático que se está produciendo e insistiendo en que «esto no es el final de nada» sino que se llegará «al último confín del país» para explicar que «hay alternativa». MANIFESTACIÓN HISTÓRICA.

En la misma línea, Ignacio Fernández Toxo ha esperado que Rajoy aproveche las fotos y vídeos de la manifestación para ver «imágenes de la realidad» que dice desconocía y, aunque ha rechazado entrar en una guerra de cifras sobre los asistentes, ha asegurado que «hay tantísima gente como en cualquier otro momento» en que se ha dicho que Colón albergaba hasta dos millones de manifestantes. A renglón Una multitud de ciudadanos llegados de toda España han abarrotado este sábado la madrileña plaza de Colón convocados por la Cumbre Social, encabezada por los sindicatos CC.OO, UGT, CSI-F y USO y con representación de 150 asociaciones y organizaciones sociales, para exigir al Gobierno que dé un giro a su política y convoque un referéndum sobre los recortes que está aplicando. Bajo el lema ‘Vamos! quieren arruinar el país. ¡Hay que impedirlo!’, desde primera hora de la mañana, los manifestantes -cientos de miles, según los convocantes– han partido desde diferentes puntos de la capital con dirección a Colón, donde ya a entorno a las 10.00 horas se concentraban cientos de personas. Bajo un cielo completamente despejado y sin incidentes, cuatro columnas de manifestantes procedentes de todas las comunidades autónomas y seis ‘mareas’ de trabajadores de la función pública, la educación, la sanidad o los servicios sociales marcharon con camisetas de colores correspondientes a los diferentes colectivos cantando consignas (menos de las habituales) y portando pancartas, banderas de las distintas comunidades autónomas y globos. Además, entre las banderas se han dejado ver, como en las anteriores manifestaciones, telas republicanas, así como estandartes pertenecientes a la ‘marea’ violeta’ de las asociaciones de mujeres, pidiendo la libertad para abortar. Entre los mensajes más repetidos, ‘Esto nos pasa por un Gobierno facha’, ‘Si quieres ganar lucha sin descansar’ o ‘La reforma laboral, terrorismo laboral’. Entre estos cánticos, también enviaron mensajes directos al presidente del Gobierno: ‘Rajoy no te equivoques, persigue a los defraudadores, no a los trabajadores’ o ‘la reforma para los políticos’. La subida del IVA, el paro, la amnistía fiscal, los recortes en sanidad y la educación o las ayuda a la banca, también han estado presentes entre las pancartas y mensajes lanzados por los ciudadanos congregados ante el escenario de Colón. «Es el tiempo de devolver la palabra a la ciudadanía», han asegurado los líderes de UGT y CC.OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, quienes han vuelto a plantear la posibilidad de convocar una nueva huelga general. «La llave de la huelga general la tiene el presidente del Gobierno», dijeron Toxo y Méndez, para añadir que «esta claro que si hay huelga, que a lo mejor es el desenlace inevitable, la fecha no la va a poner Rajoy». Méndez subrayó que el seguimiento de esta convocatoria. «Aquí hay mucha gente que no se quiere resignar, que está hasta la coronilla. Nunca con tanta soberbia, con tantas malas artes, se había hecho tanto daño a la inmensa mayoría de la sociedad, porque sólo se protege a las élites económicas y financieras», ha criticado, acusando al Gobierno de comportarse con «arrogancia y prepotencia» en España y con «sumisión y servilismo» en Europa. El líder de UGT ha reprochado que «para este Gobierno no hay nada intocable» y, por eso, «pone en tela de juicio las pensiones, lo que queda del desempleo y los servicios sociales» con el objetivo de «pasar del Estado de Derecho Social al Estado de Beneficencia», lo que supone una «doble operación» para el PP que, por una parte, «facilita negocio con las privatizaciones a sus allegados» y «recupera la figura entrañable de las damas del ropero de la caridad» y, así, se «ganarán el cielo según su religión». También ha afeado a los ‘populares’ que, mientras «se fiscan en su programa ideológico» cuando se trata de rescatar a un banco, «lo llevan hasta las últimas consecuencias» a la hora de atacar los servicios públicos. «Es inmoral pretender aprovechar el ajuste de cuentas del erario público para ajustar las cuentas al Estado Constitucional. Estas medidas son dudosamente constitucionales», ha dicho. Finalmente, ha criticado al ministro de Economía, Luis de Guindos, que «ha dimitido mentalmente de su responsabilidad y ha vuelto a recuperar la figura de delegado de Lehman Brothers» y también al presidente, ironizando con que debe de haber sido la «avanzadilla de la sonda del Voyager» y por eso no se había enterado de cómo es la realidad del país. «No sé qué es peor: si ignorar algo o mentir descaradamente. Quién nos gobierna, que no sabía cuál era la realidad del país?», ha añadido. «Se está imponiendo el principio de austeridad autoritaria, y se está utilizando para empujar hacia una deriva antisocial y totalitaria. Lo tenemos que combatir, y lo único que tenemos al alcance de nuestra mano es la movilización y un referéndum», ha reclamado, alertando del deterioro democrático que se está produciendo e insistiendo en que «esto no es el final de nada» sino que se llegará «al último confín del país» para explicar que «hay alternativa». MANIFESTACIÓN HISTÓRICA En la misma línea, Ignacio Fernández Toxo ha esperado que Rajoy aproveche las fotos y vídeos de la manifestación para ver «imágenes de la realidad» que dice desconocía y, aunque ha rechazado entrar en una guerra de cifras sobre los asistentes, ha asegurado que «hay tantísima gente como en cualquier otro momento» en que se ha dicho que Colón albergaba hasta dos millones de manifestantes. A renglón seguido, ha insistido en que hay alternativas a la «anestesia» que el Gobierno está tratando de imponer a la sociedad, y ha recordado que Grecia, Portugal o Irlanda «no están mejor que antes de mayo de 2010, cuando se inició este camino del suicidio». «Toda Europa sufre las consecuencias de una opción desde la ideología. La rebelión de las élites es lo que está presidiendo los dictados», ha criticado, acusando a los gobiernos europeos y el BCE de actuar según marcan los mercados y haciendo pagar a los ciudadanos. seguido, ha insistido en que hay alternativas a la «anestesia» que el Gobierno está tratando de imponer a la sociedad, y ha recordado que Grecia, Portugal o Irlanda «no están mejor que antes de mayo de 2010, cuando se inició este camino del suicidio». «Toda Europa sufre las consecuencias de una opción desde la ideología. La rebelión de las élites es lo que está presidiendo los dictados», ha criticado, acusando a los gobiernos europeos y el BCE de actuar según marcan los mercados y haciendo pagar a los ciudadanos.

1 Comentario

  1. Pues millones de parados se quedaron en casa!
    Para que quieren un referendum ahora los izquierdistas?
    Para volver a perder como en las elecciones?
    Hay que dar un tiempo a las reformas, pero si ya van quemando al pueblo con sus pataletas de niños que no saben perder, de aqui 2 o 3 años si de verdad hace falta no os van a hacer caso ni vuestras madres!
    Habra que recortar por algun lado, si ZP no hubiese derrochado tanto otro gallo nos cantaria!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here