Açò ho pague jo! (…Como ciudadano) /Opinión: Miguel Costa

1
1342

Con esta bravuconada típica valenciana podríamos resumir el paquete de ajustes anunciados esta semana por el presidente Rajoy. A saber, subida del IVA, reducción de concejales, reducción de subvenciones a sindicatos y partidos políticos, reducción de la paga extra navideña a los funcionarios. Todo este conjunto de medidas van en una clara dirección: atajar drásticamente el déficit público. El problema es que lo hace a costa del bolsillo del ciudadano, y por tanto, de la recuperación económica. El presidente parece decir“Açò ho pague jo!”. Y la reelección le costará… Pero lo cierto es que lo asumiremos los ciudadanos.

La subida del IVA, en principio, no afecta a la competitividad interna de nuestras empresas, ya que sube para todas por igual. El problema es que grava severamente los precios, en consecuencia, penaliza nuestro consumo interno y nuestra competitividad a nivel internacional. Tan europeístas que somos, ya estamos al nivel de la media europea en IVA. ¿No querías caldo? Toma dos tazas, “Açò ho pague jo!”.

La reducción de la paga extra navideña a los funcionarios, junto con su reducción de días libres tiene un efecto positivo y uno negativo: el aumento de la productividad y la reducción de su capacidad adquisitiva. La productividad es hacer más con menos, aumentará porque trabajarán más horas cobrando menos. Pero la merma de su capacidad adquisitiva tiene consecuencias, menos consumo y menos ahorro, por lo que seguimos lastrando las posibilidades de recuperarnos económicamente. Así pues, será difícil que compense los efectos negativos.

La reducción de las subvenciones a partidos políticos y sindicatos no será tan polémica. La pérdida de confianza de la ciudadanía en sus representantes políticos y sindicales justifica que esta penalización no sea protestada. Esta partida tiene un efecto más simbólico y ejemplarizante que práctico desde el punto de vista de las cuentas públicas, ya que su impacto es porcentualmente muy poco significativo. Reconozco que no entiendo demasiado estas subvenciones y me gustaría que me aclararan su finalidad, porque asumo que estas instituciones deberían mantenerse mediante las cuotas de sus afiliados, ya subvencionadas de forma encubierta mediante desgravación en la declaración de la renta. Y lo digo así abiertamente, porque como ciudadano, parece que “Açò ho pague jo!”.

La reducción de concejales es una medida que no podrá hacerse efectiva hasta 2014, cuando volvamos a tener elecciones municipales, por lo que de poco nos servirá para reducir nuestro déficit actual. Esta medida va en consonancia con la “poda” que pedí en mi anterior artículo “La naturaleza es sabia… pero nos cuesta aprender de ella”. Pero ya puestos a hacerla, hagamosla bien:

“Un comité son doce personas haciendo el trabajo de una”

John Fitzgerald Kennedy

Esa suerte tienen los norteamericanos, en el que doce personas hacen el trabajo que puede hacer una… Porque si comparamos aquí el trabajo de doce asesores políticos con el de un trabajador autónomo… Las comparaciones son aún más odiosas al saber los sueldos de cada uno.

Se calcula que en España tenemos cerca de tres veces más políticos que Alemania, cuando ésta prácticamente nos duplica en población. Si por lo menos los sueldos de los políticos fueran en consonancia con la media de los salarios españoles, por no hablar del salario mínimo interprofesional, probablemente este gasto sería asumible… Pero si contamos la cantidad de alcaldes que cobran más que el presidente del gobierno o que un ministro, la cantidad de sueldos vitalicios de políticos retirados que cuentan también con sueldos privados, las asignaciones para gastos que disfrutan determinados políticos o lo que cobran determinadas personas puestas a dedo, como el director del Aeropuerto de Castellón, que cobra más de 80.000 euros anuales… Sólo podemos decir, con un par, “Açò ho pague jo!”.

Ha quedado patente que con la legislación y el sistema judicial que tenemos, los responsables de esta crisis no van a taparnos el agujero que nos han dejado. Ha quedado claro que no hay rescate que esperar ni de Superman, ni de Batman, ni de “la Padrina” Merkel. Ha quedado constatado que la solución a la crisis no nos la va a dar el gobierno. La realidad es que los ciudadanos frente a la crisis tenemos que asumir que “Açò ho pague jo!”.

Miguel Costa, Alzira, 14 de julio de 2o12

1 Comentario

  1. En els retalls de regidors municipals, no és que no s’estalviepràcticament res és que la mesura, afegida a la injusta Llei d’ Hondt, pretén dificultar encara més l’accés de partits minoritaris i mantindre a tota costa el bipartidisme. No és per tant una mesura econòmica sinó política. Intentar assegurar que els paràsits dels partits majoritaris puguen resistir quan més temps millor abans de perdre totalment la confiança de tota la ciutadania…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here