15 años sin Miguel Ángel /Opinión: José Andrés Hernández (Presidente NNGG Ribera Alta)

2
342

Hace ahora 15 años, ETA escribió en el libro de la infamia una de sus páginas más negras. Aquel 12 de julio de 1997, Miguel Ángel Blanco Garrido, concejal del PP en Ermua, fue asesinado por ETA. Dos días antes, los terroristas lo habían secuestrado y habían puesto precio a su vida chantajeando al gobierno y a todos los españoles que militaban en la dignidad y en la decencia.

Aquella siniestra cuenta atrás hizo que España entera abarrotase las calles y las plazas para exigir a los criminales que desistieran del horror y se plegasen al dictado de la vida y de la convivencia. El país fue un clamor 24 horas, un lazo azul unánime, un grito silencioso en el que se concentraba la firmeza de la ciudadanía frente a la dictadura de los pistoleros.

Pero el terror es voluntariamente sordo y despiadadamente ciego. Cuando las alimañas cumplieron sus amenazas, toda España sintió que esos 2 balazos iban dirigidos contra todos nosotros, contra nuestro futuro y nuestro presente. Habían matado a un hombre más, pero este país cayó en la cuenta, quizá por vez primera, de que todos éramos víctimas, de que no se podía mirar hacia otro lado, de que no se puede vivir con dignidad cuando alguien te roba la conciencia.

La muerte de Miguel Ángel fue un verdadero shock que alertó a los espíritus de la mayoría y puso en marcha un movimiento cívico ejemplar que arrinconó a los asesinos y a sus cómplices, que puso de manifiesto que la hidra terrorista posee tantos disfraces como cabezas. La sangre derramada por Miguel Ángel Blanco, fertilizó el llamado espíritu de Ermua, un espejo en el que miles de personas se han mirado para poder reconocerse, un compromiso con los valores de la libertad y con los que han muerto o han estado amenazados por consagrar su vida a defenderla.

Desde NNGG Ribera Alta, queremos rendir homenaje a Miguel Ángel, así como al resto de víctimas de ETA. Nunca vamos a olvidar que sus miembros han sido, son y siempre serán una banda de asesinos inhumanos, cuyo precio a pagar no puede ser otro que el arrepentimiento sincero, y con o sin él, el cumplimiento íntegro de sus penas.

Como jóvenes comprometidos con los valores de la libertad y de la democracia, nuestra actitud no puede ser otra que la de exigir al Gobierno de España de nuestro presidente Rajoy, que jamás se pliegue ante exigencias de la banda, ni tampoco a las de su entorno, que con su vergonzante silencio han sido cómplices de los asesinos durante tanto tiempo. Se lo debemos a las víctimas. Nos lo debemos a nosotros mismos, como miembros de una sociedad que aspira a que la libertad y el respeto a la vida sean los principios inspiradores del resto del ordenamiento jurídico.


José Andrés Hernández
President de NNGG Ribera Alta

2 Comentarios

  1. Que alarde de caridad cristiana… Es la hora de la paz, y esta no se logra sometiendo a la otra parte. Porque ETA es todo lo condenable que quieras, pero ese entorno merece ser escuchado para que alimente a la democracia y no a ETA. Todo eso sin desatender a las víctimas… Este conflicto ha durado ya demasiado tiempo, y enrocándose en posiciones como esta poco se consigues más que alargar la lenta agonía.

  2. José Andrés, hace falta caer bajo para buscar protagonismo, con este asunto.

    El día más triste para este país, causado por el terrorismo fue el 11 de marzo de 2004. Ese día fallecieron 191 personas y 1.858 resultaron heridas. Hasta la fecha es el atentado terrorista más grave de toda Europa, el mundo entero se solidarizó con España y las normativas internacionales de seguridad fueron modificadas a partir de ese día.
    El atentado fue perpetrado por yihadistas de Al Qaeda y meses antes, millones de españoles se manifestaban en las calles, en contra de la ilegal guerra de Irak. Personas que fueron completamente ignoradas por los señores Aznar y Rajoy.

    Lamentablemente, ese día personas del entonces Gobierno de PP, como el imputado Ángel Acebes en el caso Bankia y el expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana, se empeñaron en intentar engañar a todos los españoles, intentando atribuir el atentado a ETA y por suerte pese a su insistencia, no lograron intoxicar a la mayoría de personas que mostraron su repulsa e indignación, ante la realidad de los hechos, que todos los medios de comunicación extranjeros se hacían eco.

    José Andrés, me sabe muy mal que un día como hoy los funcionarios, sufran estos recortes que les ha impuesto el Gobierno de Rajoy y que tú trabajes en el Departamento de Comunicación del Ayuntamiento de Alzira por el simple hecho de tener el carnet del PP ya que ni tan siquiera eres periodista.
    Personas como tú, hacen que los funcionarios que han entrado a trabajar por méritos propios, sean cuestionados y eso sí que es triste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here