El Raje: «Postura rotunda y contundente» /Xavier Pérez

6
515

Como la mayoría de los españoles, un 25% en el paro y al borde del abismo, nos econtramos con noticias que nos cabrean y nos indignan. Y estoy hablando del Ilustrísimo señor Carlos Dívar, presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que tras la denuncia de uno de los vocales de uno los tres poderes del Estado, nos hemos enterado que este ilustre juez, persona creyente, de misa y comunión diaria, disfrutó unos cuantos fines de semana en Marbella con algunas personas y su séquito de escoltas presuntamente a costa del erario público (cargó a las arcas públicas 28.000 euros en 32 viajes sobre los que se proyectan dudas acerca de su carácter oficial).

Mientras España se hundía económicamente, la prima de riesgo subía sin control y los bancos al borde del precipicio, este señor que representa al órgano judicial se lo pasaba bomba en Marbella. "Tengo la conciencia tranquila" decía Dívar hace unos días. Ayer ya dijo que la "situación era insostenible", después del acuerdo de los vocales del CGPJ, y que la semana que viene iba a tomar una "postura rotunda y contudente"; es decir la dimisión.

Pero este buen señor no se irá hasta el jueves, quiere ser el presidente del Consejo celebrando junto al Rey el 200 aniversario del Tribunal Supremo. Sólo falta que después se peguen un atracón de comer y beber. Vaya tropa!!!.

¿Pero ha habido un pacto de caballeros y señoras para que este señor se vaya de la forma más decorosa posible?

Como muy bien declaraba esta semana mi buen amigo Joaquín (Ximo) Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia, el escándalo de los gastos de viaje de Dívar  estaba haciendo “un daño muy importante” al Poder Judicial, “respecto  a su imagen y credibilidad”. Bosch, después de la reunión del sábado desea que se produzca “un cambio de rumbo  para presentar una actitud de control y transparencia en el gasto”, y  “que no se repita esta conducta de confusión entre los actos públicos  y privados".

Esperemos que así sea por el bien de la justicia en este país y por los ciudadanos que pagan sus impuestos.

Pero, ¿por qué el Sr. Dívar en vez de ir a "ver" los juzgados de Marbella, no se pasó por las sedes judiciales de Alzira o Sueca?

La Sª Gabriela Bravo y el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, sí que visitaron hace tiempo los juzgados de Alzira y pudieron comprobar la situación tercermundista en las que se encuentran las dependencias. Cucarachas, expedientes en los baños, ratas, sin aire acondicionado, la estanterías son de los funcioanrios, no hay folios (en algún caso en Sueca), y esta semana la denuncia del sindicato del CSI-F en la que pedía que se doblara el personal del Juzgado nº 15 de lo Penal de Alzira por el "colapso" en el que se encuentra.

Pero lo que ya roza el esperpento es la construcción del nuevo Palacio de Justicia de Alzira. Retraso tras retraso, engaño tras engaño, la Generalitat se ha gastado el dinero en otras "cosas más prioritarias" y la nueva sede judicial  tardaremos en verla construida. Mientras el solar, cedido por el Ayuntamiento de Alzira, sirve de pàrking para el mercado de los miércoles….

¿Qué imagen podemos tener de la Justicia y de algunos políticos? Esta respuesta se la dejo para el lector.

Saludos

Xavier Pérez

6 Comentarios

  1. Son todos iguales Xavier, aqui en España el político que no corre vuela.
    No sé si escarmentaremos, pero me parece que lo llevamos en los genes,
    si no hay un poco de mano dura…….el carácter español es un «m’enfot»

  2. Excel·lent article, amic… Com ara em donaràs vacances, ja saps. Cada dissabte les teues reflexions… Ho fas de puta mare! 😀

  3. Vaig llegir una reflexió de Javier Marías al País al respecte del senyor Dívar que pot complementar l’article de l’amic Xavi Pérez: «no pot ser jutge qui viu instal·lat en el senyoritisme i que malgrat ser catòlic confés i practicant, no és dona compte que ofen i humilia a tots els ciutadans i ciutadanes, és a dir als seus semblants».
    Malgrat la dimissió d’aquest estaquirot, pense que moltes coses han de canviar al nostre País, a la nostra justicia i també a la nostra ciutat.
    Salutacions.

  4. ¿Dónde está la promesa electoral, de Elena Bastidas, de hacer un Palacio de Justicia en Alzira? ¿Dónde están el Museo de Artes Audiovisuales y la Ciudad del motor? ¿Dónde está la promesa electoral de Elena Bastidas, de hacer un Auditorio, Palacio de Congresos en Alzira?
    Vamos, a contar mentiras, tralará…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here