Alzira saca de nuevo a subasta la Casa Blava convertida en hotel rural

0
450
La Casa Blava rehabilitada

El homenaje de Alzira a la memoria de Blasco Ibáñez continúa en pausa. Cabe recordar que hace casi dos años, el Ayuntamiento de Alzira destinó un millón de euros del Plan Confianza para rehabilitar la mítica Casa Blava de Alzira, a la que Blasco Ibáñez hizo referencia en su novela ‘Entre naranjos’.

Este inmueble se iba a convertir en un hotel rural tematizado alrededor del novelista valenciano, pero por el momento y después de casi dos años de la colocación de la primera piedra de esta obra, la Casa Blava continúa a la espera de recibir turistas.
Para impulsar el proyecto de este hotel rural, desde el Ayuntamiento de Alzira volverán a sacar a subasta, tras las fiestas de Semana Santa, la concesión de este hotel que cuenta con un bar cafetería y seis habitaciones tematizadas con aspectos de las diferentes novelas de Blasco Ibáñez.
Y es que el pasado mes de enero se abrió el plazo para conceder la explotación de este inmueble alcireño, que cuenta con dos alturas en las que se encuentran las habitaciones, servicio de restauración y zona museística, quedando desierta. «En la primera subasta no se presentó ninguna empresa, ahora después de Semana Santa lo volveremos a sacar», manifestó Carlos Correal, concejal de Cultura y Patrimonio de Alzira.
Por su parte, el portavoz y concejal de la coalición Bloc-Compromís per Alzira, Carles Aranda, comentó que el «equipo de gobierno (PP) dijo que habían dos empresas interesadas en esta concesión, pero que no estaban de acuerdo con el dinero que tenían que abonar».
A la espera de que el hotel rural dedicado a Blasco Ibáñez entre en funcionamiento, algunas fuentes señalaron a LAS PROVINCIAS que había empresarios interesados en abrir una discoteca o discopub en la Casa Blava. Un hecho que negó rotundamente a este periódico el concejal de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Alzira.
Al respecto, Carlos Correal explicó que esas afirmaciones «son mentira, ya que nadie se ha informado en el Consistorio para abrir una discoteca en este inmueble. El uso de la Casa Blava sigue siendo el de hotel rural, pero estamos a la espera de que alguien adquiera la concesión».
Habrá que esperar a ver si a la segunda va la vencida y después de dos años, el emblemático edificio del siglo XIX que inspiró a Blasco Ibáñez puede abrir sus puertas al público tras su restauración.
Carmen Cerveró / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here