Bruselas desoye al Gobierno y descarta incluir el Corredor Central en la red básica

0
237

La Comisión Europea descarta incluir el Corredor Ferroviario Central, que conectará España con Francia por el centro de los Pirineos, entre los proyectos prioritarios de la red transeuropea de transportes, tal y como había solicitado el nuevo Gobierno del PP, por considerar improbable que pueda concluirse de aquí a 2030, el plazo que se ha marcado a las infraestructuras más urgentes, según informaron ayer fuentes comunitarias a Europa Press.

Los ministros de Transportes de los Veintisiete buscarán alcanzar un acuerdo político sobre la nueva lista de proyectos prioritarios en la reunión que celebran mañana. La propuesta de Bruselas incluye para España el Corredor Mediterráneo y el Atlántico. Es decir, el eje mediterráneo que conectará la frontera francesa con Barcelona, Tarragona, Castelló, Valencia, Alicante, Cartagena y Almería; y el corredor atlántico que unirá Portugal y Francia vía Madrid, las dos castillas y el País Vasco.

El Ejecutivo comunitario quiere que todas las infraestructuras incluidas en la red central, incluidos el corredor Mediterráneo y el Atlántico, estén completadas en 2030. Para ello, ha propuesto movilizar 32.000 millones de euros del presupuesto comunitario durante el periodo 2014-2020. Con estos fondos se costeará entre el 20% y el 40% de los proyectos.

En el caso del corredor Central, Bruselas está financiando el estudio preliminar del túnel que atravesará los Pirineos y calcula, basándose en experiencias anteriores, que una vez iniciadas las obras tardará en construirse «más de 20 años», lo que incumpliría el requisito de que la infraestructura esté finalizada en 2030. «Vemos la necesidad de este proyecto a largo plazo, por eso cofinanciamos el estudio, pero también vemos necesario que España complete la red básica», según explicaron fuentes comunitarias en referencia al corredor Mediterráneo y el Atlántico.

«Hasta ahora sólo hemos oído rumores y conversaciones indirectas de que el Gobierno español tiene intención de cambiar», dijo la semana pasada en la Eurocámara el comisario de Transportes, Siim Kallas, al ser preguntado por la intención de la nueva ministra de Fomento, Ana Pastor, de incluir el corredor Central entre las prioridades.

En todo caso, Kallas descartó hacer cualquier modificación en su propuesta de redes presentada el pasado 19 de octubre, que fue negociada con el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. «Mantenemos todos los principios básicos y mantenemos también la estructura española de redes básicas que se pactó con el Gobierno español», afirmó el comisario de Transportes.

La «foto» de los 5 defensores
Pero aquel pacto se selló con el Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero. El cambio en la Moncloa, sin embargo, sirvió para que el PP resucitara el proyecto ferroviario central defendido por Madrid y Zaragoza (ambas comunidades gobernadas por el PP), que perpetúa el diseño radial de las grandes comunicaciones españolas. A mitad de febrero, el Gobierno incluyó este corredor en la propuesta de redes transeuropeas de transporte enviada a la Comisión Europea para que lo incluyera como infraestructura básica de la UE. Y el 28 de febrero, la ministra de Fomento, Ana Pastor, recibía a los cuatro presidentes autonómicos del PP que defienden el eje central: Luisa Fernanda Rudi (Aragón), María Dolores de Cospedal (Castilla-La Mancha), José Antonio Monago ( Extremadura), y Esperanza Aguirre (Madrid).

El apoyo al proyecto del corredor mediterráneo ha contado con el apoyo de toda la clase empresarial, política y civil valenciana. Desde estos sectores se vio con preocupación el cambio de la ministra de Fomento y su defensa del corredor central pirenaico al temerse que una hipotética inclusión del eje central en la red transeuropea implicara un retraso en la ejecución del corredor mediterráneo o una mutilación del recorrido por falta de fondos.

Pastor dice ahora que primero invertirá en lo «planificado y en marcha» como el eje mediterráneo
La ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró ayer que las inversiones se centran ahora en aquellas infraestructuras que están «planificadas y en marcha», como por ejemplo la conversión de todo el corredor mediterráneo en ancho UIC (europeo). Pastor aseguró que la defensa del corredor central es a más largo plazo, y responde a la necesidad de planificar a 20, 30 o 40 años vista. En todo caso, dijo, el corredor mediterráneo no podrá estar listo «mañana» porque «faltan» 47.000 millones para invertir. Pastor hizo estas manifestaciones en un desayuno informativo.
La ministra detalló ayer que la propuesta que el Ejecutivo español ha tramitado a la UE incluye las «apuestas» del Estado para los próximos «20, 30 y 40 años» y que «no tiene nada que ver» lo que es la inversión pública actual con la planificación de corredores para el 2050.
Según Pastor, con esta inclusión del corredor central a sus peticiones, el Ejecutivo español lo que está haciendo es «defender» las propuestas de corredores que ya estaban en el mapa europeo en 2004 y que posteriormente cayeron de la planificación de fondos comunitarios. «Yo lo batallo en Europa, y si me dicen no, en el futuro lo seguiré batallando», dijo.
En todo caso, Ana Pastor recordó que «la clave» no está en la planificación, sino «en dónde inviertes», y «si me preguntan qué será lo primero, les diré que lo primero en este momento es lo que está planificado y en marcha, como por ejemplo que seamos capaces de tener ancho UIC en todo el corredor mediterráneo», aseguró la ministra.

Europa Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here