¿Por qué no un Fondo de Rescate para Empresas? /Opinión: Miguel Costa

4
2335

Mucho se ha hablado últimamente para justificar o criticar el fondo de rescate para bancos (FROB). Y probablemente por desgracia, todos conocemos la existencia del FOGASA, el fondo de garantía salarial para cubrir los salarios que una empresa no paga a sus trabajadores. Pero hasta ahora, muy pocas veces se ha planteado seriamente un fondo de rescate para empresas.

Tras la última reforma de la Ley Concursal, se establece que cuando una empresa prevee que su viabilidad está seriamente en entredicho, el juez ordena hacerse cargo de la empresa a unos interventores judiciales, que deben elaborar un estudio con un fin: o bien establecer aquellas medidas correctoras que permitan su salvación, o bien liquidarla si no queda otra alternativa.

A la práctica, en el proceso de reflotar una empresa se suelen negociar “quitas”. Esto es, pactar con los acreedores perdonar una parte de la cantidad que se les debe. “Més val perdre, que més perdre” en definitiva. Aunque no siempre los planes de reflotación se cumplen tal como están previstos y finalmente todos los acreedores acaban perdiendo un dineral. Si estos acreedores estaban caminando en la cuerda floja, comenzaría un efecto dominó por el cual el cierre de una única empresa puede finalizar en el cierre de muchas más, con sus correspondientes despidos a una innumerable cantidad de trabajadores.

Si se dotara de un fondo con el que parte de esas “quitas” se cubrieran, más de una empresa podría salvarse del desastre. Aunque algunas empresas acreedoras vieran muy difícil mantenerse debido a la pérdida de su cliente, al menos podrían cerrar “dignamente”, esto es, pagando sus deudas, rompiendo así el efecto dominó que arrastra al conjunto de la economía.

De la misma manera que el FOGASA se financia gracias a las retenciones practicadas en las nóminas de todos los trabajadores, este fondo podría financiares con un punto de retención extra en alguno de los impuestos ya existentes (Impuesto de Sociedades, Impuesto sobre Actividades Económicas…). Aunque hoy por hoy no es muy popular subir impuestos, en definitiva se trataría de una inversión a largo plazo que retornaría cuándo más lo necesita una empresa: cuando pierde a un cliente que le debe dinero.

Sólo es una idea, un pequeño cambio. Hacen falta muchos más. No nos ayudará a salir de la crisis actual, pero si se pusiera en marcha ahora, podría evitarnos muchos cierres de empresas, muchos parados, y sortear más de una crisis. ¿Por qué no?

Miguel Costa

4 Comentarios

  1. En mi opinión las empresas en un sistema capitalista deben generar beneficios sin necesidad de ayudas ni subvenciones.
    Alguna excepción puede haber para mantener las políticas sociales a las cuales los estados se hayan comprometido.
    Atar los resultados económicos, condicionarlos a unas reserbas inoperantes aumenta inútilmente el dinero en caja que resulta improductivo. Si se trata de ceder a terceros mediante el establecimiento de una reserva para asegurar el pago a terceros sigue siendo un absurdo del mismo calibre.

    El problema de nuestras empresas es la falta de capital debido a que este se encuentra en terceros paises o paraisos fiscales, y visto lo que está haciendo la derecha sobre grabar el capital y la renta de capitales puedo sin duda augurar que la situación va a ser peor que con los socialistas. Tiempo al tiempo.

  2. Apreciado Ricardo,
    Que las empresas en una economía de libre mercado deban generar beneficios por sí solas sin subvenciones es algo que está totalmente fuera de discusión.
    La única justificación posible para la intervención del Estado es la corrección de fallos del mercado. Incluidos todos los servicios sociales. Pero en ningún caso ha de hacerse simplemente porque los gobernantes se hayan comprometido. Para un político podrá ser una justificación posible, de hecho son maestros en justificar lo injustificable, pero nunca será aceptable sin más desde el punto de vista económico.

    Respecto a los «absurdos» que planteas: ¿»el dinero en caja resulta improductivo»? Pregúntale a cualquier empresario cuáles son sus costes de financiación. En cualquier caso, no he planteado dotar una reserva. Hablaba de constituir un fondo público para corregir un fallo del mercado: las deudas incobrables debido a la quiebra de un cliente. Ninguna empresa es responsable de la quiebra de un cliente, sin embargo lo paga muy caro.

    «El problema de nuestras empresas es la falta de capital», evidentemente, ésta es una crisis de liquidez. Pero, ¿»debido a que este se encuentra en terceros paises o paraisos fiscales»? Niego la mayor. La descapitalización de las empresas en este país se debe a tres factores: la disminución de la financiación bancaria (82.484 millones de euros de 2008 a 2010, fuente INE) y por extensión de la liquidez del conjunto de la economía; el cierre de 12.112 empresas en 2008, 2010, y 2011 (inexplicablemente, el 2009 no está en las tablas del INE) con sus correspondientes deudas impagadas; y al desvío de los ahorros y la descapitalización industrial redirigida a las promociones inmobiliarias que se han volatilizado al estallar la burbuja inmobiliaria.
    En España son muy excepcionales los casos que refugian sus fondos en paraísos fiscales. De hecho, los españoles más ricos según la revista Forbes cotizan todos en nuestro país.

    De política y políticos, simplemente, mejor ni hablar. Soy economista, no político

  3. Apreciado Miguel.
    El dinero como economista que eres, sabes que no desaparece, únicamente cambia de manos, en nuestro caso a causa de la burbuja inmobiliaria se concentra en unas pocas manos. La concentración de capitales se basa en la no reinversión de los mismos por desconfianza o por los motivos más peregrinos. En el momento que el capital se bloquea la economía se ralentiza.
    Por otro lado la partida de inmobilizado de que disponen los bancos en concepto de pisos, centros comerciales inacabados y otros, es terriblemente grande. Y no es que sea grande, es que además está muy sobrevalorada, para cuadrar balances con beneficios e incrementar la fiabilidad. Lo más curioso es que quieren seguir con la sobrevaloración, dado que en caso contrario deberían declarar unas pérdidas inasumibles y la pérdida completa de la credibilidad crediticia.
    Ahora les van a obligar a desprenderse de una parte importante debido al requisito de establecer un fondo de provisiones y capital de 50.000 millones más establecido por el estado.
    El gobierno espera que condicione un saneamiento de sus balances pero ¿obtendrán este fondo liquidando sus activos inmobiliarios saturando un mercado y provocando una caida libre en los precios de la vivienda?…lo dudo.
    De lo que no cabe duda alguna es de que , el deterioro de los activos inmobiliarios está dificultando el acceso de la banca a los mercados mayoristas y, por ende, condicionando la facilitación de crédito al sector privado, nuestras empresas.
    En cuanto a «En España son muy excepcionales los casos que refugian sus fondos en paraísos fiscales» ¿ te refieres a los ricos o los ultraricos?
    Según un estudio de la consultora Deloitte publicado el pasado mes de mayo, «España es el noveno país del mundo con más millonarios, entendiendo como tales a aquellos hogares cuyo patrimonio supera el millón de dólares (687.000 euros), incluyendo acciones, bonos, dinero en efectivo, participaciones en empresas no cotizadas, propiedades inmobiliarias y primera vivienda»,lo cual justifica la concentración de capitales que te comentaba. Según Deloitte, España tiene «la proporción más baja de «ultrarricos» (aquellos con un patrimonio superior a 30 millones de dólares) de los países analizados, con el 0,06% de los hogares, una lista que encabeza Estados Unidos, con el 0,42% de los hogares. La primera economía mundial es también el país con más ricos: 10,5 millones, el 10% de los hogares».
    La mayoría de estos ricos, si tuvieran su dinero en nuestro pais, solo tendríamos que subir los impuestos y problema resuelto. Si no se suben los impuestos es por temor a la fuga masiva de capitales. Por otro lado, coincidiras conmigo en que mediante las SICAV montadas en terceros paises con legislación menos severa con el capital la fuga es posible.
    La deslocalización de las empresas pienso que se debe a:
    -Falta de cualificación profesional del tejido productivo.
    -Productividades bajas o muy bajas.
    -Exigencia de salarios absurdamente altos para poder hacer frente a las deudas asumidas con la vivienda.
    -La competencia de terceros paises muy favorables a la producción con personal con cualificación creciente y menores exigencias retributivas.

    Sin más, un afectuoso saludo y a ver si hay suerte y esto se soluciona.
    Ricardo.

  4. Apreciado Ricardo,

    El dinero sí se crea y sí se destruye: es una competencia exclusiva del Banco Central Europeo (artículo 16 del estatuto SEBC) en la UME. Otro tema aparte es que la inversión en determinados sectores tienen un efecto multiplicador más elevado y otros no.
    Lo que normalmente ocurre cuando revienta una burbuja es que aumentan aún más las diferencias entre las clases. Pero la concentración de capitales no se basa en la no reinversión. Las grandes fortunas siempre tienen el dinero invertido de una forma u otra, pero nunca debajo de un colchón.

    Que España es un país con un reparto de la riqueza desigual es algo bastante evidente, da igual hablar de ricos que de «ultrarricos». Pero las grandes fortunas suelen invertir en SICAVs españolas, los paraísos fiscales suelen ser refugio para dinero fraudulento, y/o para su blanqueo. El tema de los paraísos fiscales puede merecer un artículo, hay muchos mitos que se caen solos.

    Sobre las SICAVs, da para un artículo bien completo, aunque no sé si despertará interés. Las SICAVs no se montan en paraísos fiscales, sino en España.
    Y las subidas de impuestos ¿qué problema resuelven?

    En general, las aportaciones son interesantes. Es bueno abrir el debate y la reflexión. No entiendas mis comentarios negativamente. Las opiniones son libres y las respeto totalmente. Pero entiendo que debo señalar aquellas cosas que creo no son ciertas.
    Esto no se soluciona con suerte. Esto se soluciona apilando las buenas ideas encima de la mesa y pasando a la acción. No hay que tener miedo a la acción aunque podamos equivocarnos. Repetir acciones pasadas nos llevará a repetir resultados. Reformar, reestructurar, evolucionar, llamemoslo como cada uno prefiera. La suerte y el éxito hay que buscarlo y merecerlo con nuestro esfuerzo. La esperanza es lo último que se pierde. Confíemos en nuestras posibilidades sin repetir errores pasados. Etimológicamente hablando «crisis» es cambio, evolución. Mientras no cambiemos nada, no acabará la crisis.

    Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here