La Llombai de los Borja recibe más de 50.000 visitantes

0
258
El Mercat dels Borgia a Llombai

Llombai ha vivido un fin de semana inmerso en la época renacentista. La localidad de la Ribera Alta ha retrocedido en el tiempo para volver a disfrutar, durante dos días, de la época de los Borja.

Esto se debe a que Llombai ha celebrado el tradicional Mercat dels Borja que ha recibido más de 50.000 visitas. Una cifra que ha superado todos los cálculos previstos ya que miles de visitantes, de distintas procedencias, llenaron las calles de este municipio durante el pasado fin de semana.
El alcalde de Llombai, José Forés, manifestó que el «mercado ha sido todo un éxito. Los bares, tiendas de piel y comercios en general del municipio se han mostrado satisfechos por la gran cantidad de visitantes».
Las vías públicas del dominio borgiano, decoradas con banderas, doseles y colgaduras constituyeron un auténtico espectáculo. Estas calles acogieron combates militares reales, desfiles de jinetes y amazonas y la actuación de personajes históricos con indumentaria propia de la época.
Los visitantes pudieron comprobar de primera mano los oficios renacentistas instalados en la villa de artesanos, así como el zoco árabe donde se recrearon diversas actividades de antaño.
Pero además de las diversas recreaciones históricas, las tiendas renacentistas tanto de artesanía y de alimentación llamaron la atención de las miles de personas que visitaron Llombai durante este fin de semana.
Y es que la gastronomía fue otro de los atractivos del Mercat dels Borja, en cuyo recinto se instalaron diversas tabernas medievales y puestos de alimentación que hicieron las delicias de todos aquellos que se acercaron hasta Llombai.
Uno de los momentos, que levantó más expectación fue la actuación de la muixeranga de Valencia. Esta particular torre humana se alzó el domingo, a las doce del mediodía, tanto en la plaza Mayor como en la de la Iglesia de la localidad.
El Mercat dels Borja, organizado por la empresa Balconet y el Ayuntamiento de Llombai, también recreó la vida militar renacentista. Forés recalcó que esta feria «no le ha costado ni un euro a las arcas municipales, gracias a la gestión y trabajo realizados por el equipo de gobierno».
Así, el mercado albergó el campamento militar considerado como uno de los más grandes de Europa. En éste llamó la atención el cañón de la época renacentista cedido por el Museo Histórico Militar de Valencia, con el que el ejército ha realizado detonaciones durante el fin de semana.
Por su parte, los niños disfrutaron de un espacio exclusivo, con atracciones medievales, juegos y teatro infantil.
C. Cerveró / Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here