El alcalde de l’Alcúdia niega que Ribera le haya delegado funciones para la ubicación del vertedero

0
349

Robert Martínez en la concentración en Guadassuar contra el vertedero

Ante el tenor de la carta fechada el día 5 de enero, y recibida el día 9, en la que el presidente del Consorcio de Residuos de la Ribera – Valldigna (y alcalde de Guadassuar) se dirige al alcalde de l’Alcúdia “a fin de formalizar mi anuncio de delegar en usted todos los medios técnicos de que dispongo y el agente de servicio público para que les traslade las propuestas de ubicaciones que públicamente ha manifestado tener para albergar el depósito ecológico del Consorcio en unas condiciones más favorables que las que usted ya conoce...”, el Ayuntamiento de l’Alcúdia quiere puntualizar lo siguiente:

1º.- Es falso que el Ayuntamiento de l’Alcúdia tenga actualmente, ni haya dicho nunca que tiene, ubicación alguna para la instalación del citado vertedero, como interpreta maliciosamente el alcalde de Guadassuar.

A lo que se comprometió el Ayuntamiento de l’Alcúdia, y ahora ratifica, es a asumir la delegación, ante la evidente y notoria falta de voluntad del presidente del Consorcio, para “encargar en nombre del Consorcio los estudios necesarios para buscar alternativas de ubicación en el conjunto de los municipios de la zona”, asumiendo el compromiso de hacerlo, una vez recibida la delegación, en el plazo de 3 meses, cosa a la que “chulescamente” respondió el sr. Presidente con la concesión de otro “medio mes más”.

Resulta de todo punto absurdo creer que el Ayuntamiento de l’Alcúdia solicitaba un plazo de 3 meses para encontrar al menos cinco alternativas para la ubicación del vertedero si ya se disponía de ellas.

2º.- Es falso que, como anunció el presidente del Consorcio, le haya delegado éste la competencia para la búsqueda de alternativas a Guadassuar para la ubicación del vertedero comarcal

La carta enviada por el presidente del Consorcio demuestra la mentira en la que incurrió el mismo cuando afirmó el día 3 de enero en los medios de comunicación que había ya delegado esa competencia mediante un decreto en el Alcalde de l’Alcúdia. La carta que ahora le ha remitido no delega nada ni tiene fundamento legal alguno.

El texto de la misma no hace más que refrendar la opinión extendida sobre su habitual propensión a “largar más de la cuenta”. Alguna reflexión externa posterior parece que le ha aconsejado “rebobinar” en su decisión inicial, convirtiendo un decreto de delegación de funciones en una “amable” carta que contiene melifluas declaraciones de intenciones.

Probablemente alguien le aconsejo dicha decisión “no vaya a ser que delegue en alguien esa función y éste encuentre una solución ajena sus intereses”.

3º.- Como se ha dicho desde el primer momento, sólo siguiendo criterios transparentes y objetivos en el encargo y emisión de dichos informes, que deberán emitir entidades o empresas de reconocido prestigio, imparcialidad y solvencia, estableciendo cuales son las alternativas viables que pueden generar menores problemas ambientales y sociales, y no sobre la base de informes parciales encargados a los mismos interesados en su ejecución, podrá impedirse la reproducción de conflictos de ese tipo.

4º.- El alcalde de l’Alcúdia emplaza a su homólogo de Guadassuar a enviarle un decreto de delegación de funciones en el que se fije la consignación presupuestaria de que dispone para ello, como se comprometió, a los efectos de iniciar un estudio tècnico serio y riguroso de las alternativas posibles, sin precipitaciones ni colisión con conflictos privados de intereses, después de más de cinco años de dilaciones indebidas, causadas por las deficiencias del procedimiento seguido por el Consorcio para la elección de ubicación definitiva para el vertedero.

Comunicado de Robert Martínez, alcalde de l’Alcúdia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here