Gestores con cara dura y Visa /Opinión: Vicente Furió

5
314

El mismo día que el Consejo de Ministros que preside Mariano Rajoy decidía, entre otras medidas de ajuste, congelar el salario mínimo (641,4 euros), por primera vez en la historia de la democracia española, supimos que la cúpula de Bankia se reparte los cientos de miles de euros con una generosidad que no está en relación a la capacidad demostrada.

En unas horas tuvimos conocimiento de que hay que poner freno al despilfarro que significa, según los políticos de elite, incrementar el citado salario mínimo. En cambio, la generosidad con el poderoso es ilimitada. Veamos: El presidente de Banco Financiero y de Ahorro (BFA) y de Bankia, Rodrigo Rato ingresó en su cuenta corriente 2,34 millones de euros en el ejercicio 2011, según los datos facilitados por la propia entidad a petición del Banco de España y no por iniciativa propia.

Olivas, 1,6 millones de euros

El ex presidente de la Generalitat Valenciana, José Luís Olivas, en este mismo periodo de tiempo ganó 1,6 millones de euros por su labor como presidente de Bancaja, un cargo al que accedió por decisión política y nunca por su trayectoria como experto en economía y finanzas. En esta cantidad queda englobado el salario percibido por su vicepresidencia en Bankia y su participación en el consejo de administración de BFA. Otros valencianos en Bankia también han visto, en tan corto espacio de tiempo, mejorada muy sensiblemente su situación económica al percibir las siguientes cantidades: Rafael Ferrando (307.000 euros); José Rafael García-Fuster (265.000); Antonio Tirado, ex alcalde de Castellón, (227.000); Ángel Villanueva (307.000) y Francisco Ros Casares (124.000), entre otros. Y en breve sabremos lo que se han llevado los dirigentes que han saqueado la CAM.

Las personas citadas, en su mayoría, han llegado a los acuerdos que desempeñan en Bankia por decisión política, por amiguismo. No han alcanzado dicho protagonismo en función de su demostrada capacidad para dirigir una entidad de dicha envergadura. De haberla tenido no hubiesen dejado a Bancaja y Banco de Valencia (intervenido por el Banco de España), en la situación en la que hicieron y solicitando dinero público para equilibrar sus desbarajustes.

Estos lúcidos personajes a la hora de mejorar su cuenta corriente ganan en un año más dinero que el propio presidente del gobierno Mariano Rajoy. En algunos casos hasta superan a los ingresos del Rey de España. Mariano, ¿por qué no ponen orden en este apartado dado que Zapatero no lo hizo? Bueno, han hecho una recomendación en cuanto “a la contención salarial de los directivos”.

Da ganas de reír cuando este perfil de personajes pide a la ciudadanía que se apriete el cinturón. Al ciudadano medio le amenazan casi a diario con mandarlo a las listas del paro; de forma puntual y por adelantado paga sus impuestos; le recortan las prestaciones sociales y el derecho a una Sanidad y Educación pública. A cambio, le requieren que con resignación cristiana acepte sus ideas de buen grado.

Subida de impuestos

La mencionada reunión del Consejo de Ministros también sirvió para subir la práctica totalidad de los impuestos. Una subida que alcanza, en especial, a la clase trabajadora y al ahorrador. A las grandes fortunas ni se les amaga con una subidita. Mariano Rajoy ha tomado el camino más fácil y el mismo que tanto criticó a José Luís Rodríguez Zapatero: la subida de los impuestos e incluido el IRPF. En seis días pasó de prometer no subirlos a elevarlos.

Rajoy, como era de esperar, argumenta la subida en función de la herencia recibida. Después de haber estado cuatro años diciendo, desde su escaño de la oposición, que él tenía la solución para los males de España, sin necesidad de proceder a subir los impuestos sino gestionando con “sentido común”. En la subida, según Rajoy también ha influido la presión de Alemania (Ángela Merkel) y Bruselas (Comunidad Europea). Pero, ¿no habíamos quedado, señor Rajoy, que con usted plantábamos cara a Alemania,  Bruselas y a quién hiciese falta? Pura demagogia.

Pero, mientras la clase media en España va desapareciendo y la trabajadora sufre para llegar al final de mes, yo les invito a que visiten en Madrid y Valencia (dos plazas que conozco bien) los mejores restaurantes a la hora de comer (no se olviden de pegar una mirada a los reservados) y encontrarán casi siempre a los mismos disfrutando de las buenas degustaciones a cargo del dinero público. Los coches oficiales tampoco han decaído en su actividad. En Valencia hay un concejal que acude a la farmacia con el mismo a pesar de estar a cincuenta metros de su céntrica casa.

Vicente Furió

5 Comentarios

  1. Vicente, la meua enhorabona pel seu article. En la línia del que diu vosté les estadístiques econòmiques ens donen una informació molt aclaridora: els sectors de major renda han augmentat en els últims anys la seua participació en el pastís de la distribució de la renda. Mentrestrant els sectors més baixos han empitjorat, i al llarg dels dos o tres anys que vénen també ho comprovarem en les classes mitjanes (augment de l’IRPF, empitjorament de les condicions de treball, disminució significativa dels salaris dels empleats públics, …).
    En definitiva la crisi ha servit perquè la desigualtat haja crescut de manera extraordinària. Si segueixen abusant potser caldrà anar plantejant-nos prendre la bastilla. No hauran deixat un altre remei.

  2. Sr. Furió, dando en el clavo, enhorabuena por el artículo. También he leído su libro y creo que es un tesoro de las vivencias de un periodistas y de las ocurrencias de unos iluminados que se han cargado Las Provincias, así les va.

  3. ¿Cuándo acabará es mal sueño de corrupción, vividores y sinvergüenzas?
    Vicente, sigue denunciando a estos vividores. Saludos.

  4. Lanzo una pregunta, ¿que es mas grave, que a un politico le regalen 20 trajes o que un politico se gaste 900.000 € en señoritas de honor distraido, copas y drogra?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here