El RC Alzira no levanta cabeza y vuelve a perder en casa contra el Tatami (5-17)

0
161

El Alzira no pudo con el Tatami /Fotos. Vicent Dasí

Sábado negro para el rugby alzireño. Ante un rival que a priori parecía asequible, el mal juego exibido por los locales y las bajas fueron
una desventaja insuperable, a las ausencias por lesión de hombres importantes como Salva Llorens, David Ferrer, o el propio capitán, Dani
Vento, esta semana el club ha tenido que ver como otro hombre de peso dentro del equipo, abandonaba el club de forma inesperada, Ricardo
Tribaldos que venía esta temporada a reforzar al equipo, acude ahora a la llamada del club del que procedía, el Abelles de División de Honor.

No acaban ahí las desgracias para este sábado, en un deporte y un club puramente «amateur» como este, la crisis tambien hace mella y obliga faltar al encuentro a varios jugadores más por exigencias laborales, entre ellos a José Vicent «Xulet», otro jugador de los importantes. No se puede luchar contra «los elementos».

Centrándonos en el partido de ayer, habría que decir que, con todo, el Alzira aún tenía equipo para ganar el encuentro, pues el Tatami también acudía a la cita con algunas bajas. En cuanto al juego, los visitantes empezaron dominando, barriendo el campo de un lado a otro, pero el Alzira supo defender esas oleadas iniciales sin conceder ningún ensayo, recuperó la iniciativa y parecía que iba a encarrilar el encuentro, pero de forma sorpresiva, el Tatami rompió la defensa alzireña por el centro, cerca de una «melé» abierta, logrando su primer ensayo. Las dudas asaltaron a los locales y ya no hubo forma de levantar cabeza.

Poco después el Tatami volvía a marcar, esta vez desde una «maul» penetrante a la salida de una «touche», cerca de nuestra línea de marca, con 0-12 en el marcador, se llegaba al descanso. Pese al resultado adverso, en la segunda parte se le pusieron las cosas de cara a los locales, el colegiado expulsó a dos jugadores visitantes -una tarjeta roja por juego violento, y una amarilla por antijuego-, y a partir de ahí los jugadores alzireños se empecinaron en hacer ensayos de «melé» dada su superioridad manifiesta, pero el Tatami utilizó la artimaña de girar las «melés» más de 90 grados y así invalidarlas, ante la pasividad del árbitro, una y otra vez el Alzira cayó en el mismo error, todas las salidas de «melé» fracasaron, y fue el Tatami quien acabó consiguiento su tercer ensayo ante la impotencia de los locales.

El Alzira debió buscar otras soluciones para marcar porque ocasiones no le faltaron, pero se cayó en el error obsesivo de hacerlo desde la «melé». Prueba de ello es que en un arranque de casta, el neozelandés Daniel Grindrod, consiguió encontrar hueco y consiguió el único ensayo local para dejar el marcador final en 5-17, pero ya era el minuto setenta y dos, tal vez si se hubiera intentado antes, se habrían podido conseguir más ensayos.

Da la sensación de que se ha dejado escapar otra oportunidad de alzarse con la victoria, aunque ahora ya de nada valen las lamentaciones, en esta categoría, cualquier ausencia marca la frontera entre la victoria y la derrota y los alzireños acumulan ya demasiadas adversidades. Destacar de entre este cúmulo de despropósitos a dos jóvenes jugadores, Ximo Fraile e Iñaki Alonso que van cogiendo «galones» en el equipo.

RC Alzira: Tolmos, Cortés (Gea 65′), Becerra (Carrasquer 65′), Isma (Molina 55′), David González (Samuel 65′), Darío Ferrer, Ximo, Bruno Pascual (cap.), Iñaki, Daniel Grindrod, Andrés Beneyto (Javier Vicent 60′), Rubén, Fran, David Pérez (Gómez 65′), Camarena.

Ernesto Sarrión

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here