Diario Gara (Euskadi):»El nacionalismo valenciano de izquierdas tendrá representación en el Congreso por primera vez desde la II República»

0
492

Baldo en el mitin central de Compromís-Equo

El País Valencià regresa al Congreso de los Diputados

Si el domingo se cumplen los pronósticos y la coalición Compromís obtiene un escaño, el nacionalismo valenciano de izquierdas tendrá, por primera vez desde la II República, representación en el Congreso de los Diputados español.

Beñat ZALDUA

Se dice pronto, pero hace 75 años que el nacionalismo valenciano de izquierdas no está presente en el Parlamento estatal. Según la gran mayoría de sondeos, la coalición Compromís romperá la tradición este domingo y colocará a su cabeza de lista, Joan Baldoví, en uno de los asientos del Congreso. De esta manera, recogerá el testigo de Vicente Marco Miranda y el partido Esquerra Valenciana, que se incorporó al grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya en 1936.

Con un discurso fresco y directo y con una estrategia de aglutinamiento de fuerzas, la izquierda valencianista ha conseguido hacerse un hueco gracias a Compromís. Esta coalición está formada por el Bloc Nacionalista Valencià, partido unitario del nacionalismo con mucho trabajo municipal a sus espaldas; Iniciativa del Poble Valencià, una escisión del sector más nacionalista de Izquierda Unida; y Els Verds, partido ecologista fundado en 2004.

Además, en estas elecciones generales, Compromís presenta listas junto a Equo, el nuevo partido ecologista fundado este mismo año. De hecho, si se cumple lo dicho por las encuestas, será gracias a Compromís que Equo podrá estar presente en el Parlamento.

Consciente de la necesidad de romper el bipartidismo imperante desde las elecciones de 2008 en el País Valencià -donde sólo obtuvieron representación PP y PSOE-, Baldoví ha reivindicado constantemente que «ya es hora de que los diputados valencianos hagan valencianidad», en una clara alusión a los dos partidos mayoritarios, que priorizan, según Compromís, las necesidades estatales frente a las valencianas.

Alcalde de Sueca

El candidato sabe de lo que habla. Pese a que la cara más visible de Compromís en el exterior es la diputada autonómica Mónica Oltra, Baldoví ha sido uno de los alcaldes mejor valorados de Compromís. Además, ha ejercido la alcaldía en uno de los municipios más importantes gobernados por los nacionalistas: Sueca.

Pero la fuerza del bipartidismo es todavía grande en Valencia; como ejemplo, basta decir que Compromís disfrutó tan sólo de 11 segundos para explicar su programa en el debate de Canal 9, la televisión pública valenciana. 11 segundos. Menos tiempo del que se tarda en leer el primer párrafo de esta noticia. Hasta Canal 9, un Telemadrid a la valenciana, se quejó del reparto del tiempo, que se adjudicó según exigieron los representantes del PSOE, en base a los resultados de las generales del 2008 y no en base a las municipales del pasado mayo, tal y como pedían Compromís e Izquierda Unida.

Las claves del ascenso

Según explica Jordi Muñoz, profesor de Ciencias Políticas en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y voz autorizada sobre la política valenciana, son varios los factores que explican el ascenso de Compromís. «Por un lado -explica Muñoz- Compromís ha capitalizado la oposición al PP, ya que son los que han hecho una oposición más clara». Compromís ha aprovechado la debilidad de un desdibujado Partido Socialista del País Valencià (PSPV) -que ha barajado últimamente retirar las dos últimas letras de sus siglas- y ha conseguido que la coalición se convirtiese, a través de su portavoz en el Parlamento valenciano, Mónica Oltra, en el principal acicate de Camps y los suyos.

Precisamente es la propia Oltra otro de los factores a tener en cuenta. Según Muñoz, «la estrategia que ha seguido Compromís ha sido intentar romper el silencio mediático y en eso, gracias a la relevancia adquirida por ella misma, Mónica Oltra ha ayudado mucho».

Otro elemento clave lo ha constituido la naturaleza misma de una coalición como Compromís: el hecho de ser una alianza entre el nacionalismo de izquierda y el ecosocialismo. «La gracia de Compromís es que tiene estas dos vertientes» señala Muñoz, quien añade que «el Bloc tiene una estructura muy sólida en los municipios, con muchos concejales y alcaldes, mientras que Iniciativa aporta los votos urbanos de la ciudad de Valencia».

Hasta ahora, la capital del territorio había sido la asignatura pendiente del Bloc, ya que apenas tenía penetración en la ciudad. Funcionaba muy bien en el ámbito municipal, con una dilatada trayectoria en muchos pueblos del País Valencia y con una base electoral sólida que siempre se había movido en torno al 5%. Pero seguían fallando en la capital. Sin embargo ahora, gracias a la coalición con Iniciativa, su presencia «no sólo ha crecido mucho, sino que en Valencia están sobre la media del resto del país, cuando históricamente había sido al revés», concluye Muñoz.

Sobre el trabajo a realizar en Madrid, Muñoz indica que «dependerá mucho del trabajo que realice Baldoví y el grupo parlamentario en el que esté». Pero el profesor de la UPF no augura un camino de rosas: «Con una mayoría absoluta del PP y un solo diputado, Compromís tendrá que afrontar, probablemente, un trabajo de denuncia y protesta».

Desde las propias filas de la coalición señalan que el principal objetivo será hacer de altavoz de las necesidades de los valencianos y conseguir que al menos un diputado valenciano defienda los intereses de los valencianos .

Diario Gara (16 Noviembre 2011)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here