La alcaldesa de Alzira considera interesante y extensible la recuperación de la moneda propia destinada a fomentar el comercio local

2
391
Botigues al centre d'Alzira

El Ayuntamiento de Alzira  tiene previsto instaurar una especie de moneda propia, en la que pagará sus ayudas y subvenciones a los alcireños y que éstos solo podrán utilizar en las empresas y comercios de la localidad. Se trata de una medida para «fomentar» el comercio local y una forma de que «el dinero de Alzira se quede en Alzira «. Para la alcaldesa, Elena Bastidas, se trata de «una iniciativa muy interesante que está teniendo una gran resonancia no ya en la Comunitat sino en todo el país».

En este sentido, el concejal de Promoción Económica de Alzira , José Luis Palacios, ha recordado que la localidad ya tuvo moneda propia en 1937 y que ahora no se está en situación de crear «esa moneda en el concepto que todos tenemos de papel o metal», si bien ha señalado que se usará algún sistema de pago con el que «ayudar al comercio y a la economía».
El consistorio de Alzira no ha definido todavía el sistema con el que se realizarán estos pagos, si será con una carta de pago o con una especie de tarjeta de crédito, si bien tiene previsto instaurarlo en el próximo ejercicio económico, a partir del 1 de enero. Los ciudadanos utilizarán estas cartas o tarjetas en los comercios locales y estos establecimientos deberán canjear posteriormente estos ‘vales’ por euros en el ayuntamiento.
Palacios ha comentado que se van a habilitar estas tarjetas o cartas de pago «para que toda aquella subvención en materia de empleo, vivienda o educación» que una empresa o ciudadano reciba del ayuntamiento, «la tenga que utilizar obligatoriamente» en comercios de Alzira . «En definitiva, se trata de que el dinero que se genera en Alzira no vaya a utilizarse fuera, sino que se quede aquí», ha añadido.
«Hay que ayudar al comercio local y a la economía», ha indicado Palacios, quien ha añadido que «cada ayuntamiento tiene la responsabilidad de ayudar al comercio de su localidad y no al de otras foráneas».
A partir de enero
El Ayuntamiento tiene previsto empezar con este sistema con las ayudas que concede para fomento del empleo, unos 500.000 euros. No ha cuantificado lo que esta iniciativa pueda suponer para la economía local ya que, según Palacios, «es muy difícil poder saber en qué se gastaban los ciudadanos los cerca de 800.000 euros o un millón de euros que salían en ayudas municipales». Según la alcaldesa, el consistorio baraja la posibilidad de «extender» este proyecto a otras áreas municipales una vez «evaluados» los resultados en el área de Promoción Económica.
El edil ha recordado que Alzira ya tuvo «moneda propia» durante la Guerra Civil, aunque la que se ‘instaure’ ahora no seguirá «el concepto que tenemos de papel y metal». «Pero de alguna forma sí es una moneda local, teniendo en cuenta que hoy el medio de pago que más usan las empresas y la administración no es el efectivo», ha agregado.
Al respecto, el cronista oficial de la localidad y archivero municipal, ha indicado que Alzira ya acuñó su propia moneda en 1937, al igual que otros municipios, si bien sólo perduró durante ocho o nueve meses. «Se intentaba aligerar un poco el comercio local y que éste pudiera hacer sus transacciones de manera normal», ha dicho.
El archivero, Aureliano Lairón, ha explicado que el Ayuntamiento hizo una emisión por valor de 50.000 pesetas en el año 1937, en billetes de 0.25, 0.50 céntimos y una peseta. Este moneda propia, que el comerciante cambiaba al acabar el día por dinero del Estado, «contribuyó a activar en buena medida el comercio local».
Gastarlo donde uno quiera
La mayoría de comerciantes y ciudadanos de Alzira ven con buenos ojos esta iniciativa, ya que según dicen ayudará a fomentar y revitalizar el comercio del pueblo. No obstante, hay quien, como Pepa, opina que cada uno tiene que gastarse el dinero «donde quiera y en lo que quiera».
En este sentido, ha comentado que si el Ayuntamiento da un dinero, el ciudadano lo debe usar «en lo que crea conveniente», y no debe decirle «donde te lo tienes que gastar». «Seguramente te lo gastes en el pueblo, pero no me gusta que me digan dónde te lo tienes que gastar», ha insistido.
Para Bibiana se trata de una «medida buena» y de asegurarse de que el dinero se quede en el municipio. «Si el dinero es de la gente del municipio, me parece bien que vuelva al comercio de aquí», ha dicho.
En la misma línea, Julia ha comentado que si el dinero que da el Ayuntamiento «es el que hemos dado todos los contribuyentes» es «justo» que éstos «se lo gasten en Alzira «. Ramón, por su parte, cree que es una idea «estupenda» que servirá para «revitalizar» el comercio y, especialmente, a autónomos como él.
Europa Press / Riberaexpress

2 Comentarios

  1. Ja diuen que qui no coneix la històra la repeteix, estaria bé que abans d’alegrar-se de la mesura, llegiren que els passà als comerciants de la República, i l’enganxó que tingueren quan vullgueren fer bons els «vales».

    Com poden dir que és per a revitalitzar el comerç?

    El que jo entenc és que els comerciants van a subvencionar a l’ajuntament, aquest quedarà bé amb la gent atorgant bona cosa de subvencions, aniran als comerços, les botigues els entregaran X, i desprès elles tindràn que esperar el bescanvi, per què el tenen assegurat? Hi haurà diners desprès per a canviar els vals? O passarà com al torn d’ofici que la Generalitat el deu des d’inici d’any?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here