Los cementerios de la comarca, incluido el de Montserrat para mascotas, a punto para recibir millares de visitantes

0
390
Uns 1.800 animals descansen en este cementeri

Multitud de vecinos de todos los municipios de la Ribera han pasado el fin de semana adecentando, en los respectivos cementerios, las lápidas de sus seres queridos que ya no se encuentran con ellos, con un único objetivo: rendirles homenaje en el día de Todos los Santos.

Durante la jornada de hoy los fallecidos están presentes, aún más si cabe, en la memoria de sus familiares que se desplazan hasta los cementerios de su localidad para depositar ramos de flores y visitarlos.
Para facilitar el acceso a los camposantos, los diferentes Ayuntamientos han preparado un servicio especial de autobuses, así como en algunos casos se ha ampliado el horario de apertura de los cementerios.
Éste es el caso de Benifaió, cuyo camposanto permanecerá abierto hoy de diez de la mañana a seis de la tarde. Mientras que Alzira, Algemesí, Sueca y Cullera, entre otros, ampliarán hoy el servicio de autobuses al cementerio que serán gratuitos.
Por otra parte, la Plataforma de la Ribera por la Ley de la Dependencia continuará con la tradición visitando el cementerio de Carcaixent para recordar a las personas que han fallecido sin disfrutar del derecho a una vida autónoma o a las ayudas que reconoce esta ley. La visita tendrá lugar hoy a las once y media de la mañana y los miembros de la plataforma colocarán ante la cruz central del camposanto una corona de flores, que ha sido donada por Flores Paquita.
Cementerio y crematorio para mascotas
Pero los humanos no serán los únicos que recibirán la visita de sus familiares, ya que durante la jornada de hoy muchos vecinos también visitarán a sus mascotas ya fallecidas.
Esta oportunidad la ofrece Montserrat, ya que en esta localidad de la Ribera está ubicado un cementerio y crematorio para mascotas, el único que existe en la Comunitat Valenciana.
Este particular camposanto alberga los restos mortales de hasta 1.800 animales de compañía que sus dueños han decidido rendirles un sepelio en un cementerio en el que descansan principalmente perros y gatos, pero también alberga los restos de hurones, monos, iguanas, periquitos y hasta tortugas.
Como si fuera un cementerio más, las visitas a este emplazamiento mortuorio se incrementan a medida que se acerca el 1 de noviembre para celebrar el día de Todos los Santos, al que los dueños de las mascotas fallecidas acuden para recordar a aquellos animales que, en su día, fueron un ser querido y un miembro más de la familia.
«Tenemos visitas todo el año, ya que la gente viene los jueves y también los domingos e incluso traen a las mascotas que les quedan vivas para pasear. Algunos no dejan de venir desde que les faltó el animal que tienen aquí enterrado», manifestó María Dolores Cortés, responsable de este cementerio dirigido por la Sociedad Empresarial de Nuevas Actividades (Sena).
Un carrer del cementeri d'Alzira
Perros esculpidos
Las estatuas de ángeles y motivos religiosos se han transformado en esculturas de perros y otros animales, así como pequeñas figuras de gnomos y dibujos infantiles, que adornan unas lápidas más reducidas que las de los cementerios tradicionales.
El particular camposanto también alberga mausoleos como en el que han recibido sepultura la iguana Riki Rita y el monito Uqui.
Cortés explicó que no existe un perfil determinado de los dueños que contratan los servicios de este camposanto para sepultar a sus mascotas , porque «viene gente de todo tipo».
Uno de los más visitados es un gato llamado Scotti, en compañía de otras mascotas como Reina, Rudy, Terry, Buss o Roki, que encabezan emotivos epitafios de lo que estos animales supusieron en las vidas de sus dueños, quienes ahora se encargan de adecentar las lápidas y dejarles flores.
En este emplazamiento mortuorio, los amantes de los animales tienen incluso la ocasión de descansar en paz junto a las mascotas que le acompañaron en vida, «tal y como decidió un cliente que pidió que las cenizas de su cremación se ubicaran al lado de las de sus cuatro mascotas , un servicio que cada vez tiene más demanda», comentó María Dolores Cortés.
Carmen Cerveró/ Efe
Foto: Francisco García/Las Provincias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here