La Baronía de Turís supera los 6 millones de kilos de uva cosechada en la pasada vendimia

0
273

La uva en la Baronía de Turís

La bodega cooperativa La Baronía de Turís ha aumentado un 20% la producción respecto a la campaña del año pasado lo que supone un millón de quilos más de uva cosechada. En total han entrado en sus instalaciones unos seis millones de kilos en el transcurso de una vendimia que se ha desarrollado sin incidentes”, según explica el enólogo de la entidad, Joan Picó.

Se trata de una producción “con los niveles de hace unos años, manifestándose así la buena salud de la vitivinicultura en Turís”, añade el técnico. El incremento más destacado se ha producido en las variedades tintas, “responsables del 70% del aumento”.

También es destacable el aumento del moscatel, y más cuando se creía que habría una merma con respecto a años anteriores. Así, Picó lo cifra en un 10% “seguramente debido al incremento de la superficie cultivada convirtiéndola en la variedad que más están plantando los agricultores turisanos”.

La uva blanca mantiene su producción si bien se produce un hecho inédito hasta la fecha. “En términos generales en Turís tenemos una producción repartida entre uvas blancas, moscatell y tintas”, comenta Joan Picó. “Hace unos años las dos últimas variedades apenas representaban el 40% del total y hoy estamos ya por encima del 60%”,

Las variedades tintas francesas han aumentado en un 35% “confirmándose la buena acogida por parte de los agricultores. Posiblemente se trata del futuro de la uva tinta”.

El trabajo de divulgación efectuado desde la cooperativa y la aclimatación de estas variedades a nuestro “terruño” son los principales factores para obtener unos vinos con mucha demanda, sobre todo en el mercado exterior. Además son “responsables de nuestros vinos de alta gama, como el Luna de Mar o 1920, que están experimentando un aumento pese a los tiempos de crisis que atravesamos”.

En cuanto a la calidad, “hemos tenido uno de los mejores años en cuanto a la sanidad de la uva, excelente para el moscatel y las variedades blancas. Posiblemente por la buena climatología no ha habido ninguna plaga lo cual ha permitido disminuir los tratamientos a aplicar y evitar algunos gastos al agricultor”.

La relación entre la concentración de azúcar y la acidez “ha sido muy buena y junto a la tecnología de que dispone La Baronía ha posibilitado la elaboración de unos vinos blancos de máxima calidad”. Como no podía ser de otra manera, la mistela es el primer caldo en salir de los depósitos de la cooperativa elaborada con el moscatel cosechado los primeros día de la vendimia “porque tenía unas características ideales con el grado beaume perfecto para este producto”.

Enrique Mora Fortaña

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here