Fabra y Aguado hacen causa común en Alzira contra la reforma de la Política Agrícola Común (PAC) de Bruselas

1
425

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, ha aprovechado la celebración de la XV Jornada de la Mujer Rural para reclamarle al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que “lidere la recuperación de la agricultura valenciana”. Por su parte, el jefe del Consell, quien presidió la clausura del acto, destacó el “papel fundamental” que juegan los profesionales del campo en el tejido económico de la Comunitat.

“Sois la esencia del territorio”, dijo Fabra ante un auditorio de un millar de mujeres convocadas por la Asociación Valenciana de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AVAMFAR), al tiempo que agregó que “no vamos a con­sentir que haya más recortes de ayudas”, en referencia a la reciente propuesta de re­for­ma de la Política Agrícola Común (PAC).

En este sentido, tanto Fabra como Aguado coincidieron en señalar que la nueva re­for­ma perpetúa la tradicional “discriminación” de la que vienen siendo objeto los cultivos me­diterráneos por parte de las políticas de Bruselas y que en los últimos años se han traducido en el abandono de decenas de miles de hectáreas por la falta de rentabilidad. Precisamente los precios, tal como se puso de manifiesto una y otra vez en el transcurso de la jornada, son la clave de  los problemas que aquejan al sector y por ello Aguado pidió al presidente de la Ge­ne­ralitat que “acelere al máximo” la aprobación de un código de buenas prácticas co­mer­cia­les que corrija los desequilibrios del mercado y que incluya la obligatoriedad de los con­tratos de compraventa.

El Corredor Mediterráeno nos hará más competitivos

A este mismo respecto, el dirigente agrario lamentó la “lentitud” del Gobierno central a la hora de aprobar las medidas prometidas para corregir los abusos en la cadena ali­mentaria. “Tenemos que tener un ministro o una ministra que sepan al menos de qué color es la tierra”, sentenció. Finalmente, el presidente de AVA-ASAJA se refirió a la decisión adoptada hoy por Bruselas de dar prioridad a la ejecución del Corredor Mediterráneo, una infraestructura que –dijo- “nos hará más competitivos y contribuirá a mejorar la situación del campo”.

Por su parte, tanto la presidenta de AVAMFAR, Marian Corbí, como la de AMFAR Nacional, Lola Merino, reivindicaron que “el trabajo de las mujeres del campo merece un reconocimiento jurídico, unas prestaciones sociales propias y la inclusión de este colectivo en el PIB y en las estadísticas económicas”. En este sentido, Corbí y Merino valoraron como un “paso positivo” la Ley que regulará a partir de enero de 2012 la titularidad compartida de las explotaciones agrarias, si bien esta legislación “debe venir acompañada de medidas que realmente incentiven y garanticen que las mujeres se vayan a afiliar a la Seguridad Social agraria”.

Invisibilidad de la mujer rural

Así, ambas dirigentes reclamaron al Gobierno la eliminación de todas las limitaciones existentes para que las mujeres puedan acceder a las bonificaciones en el pago de las cuotas a la Seguridad Social agraria, el abaratamiento del coste de la cotización a la Seguridad Social para las futuras cotitulares, así como la prestación por jubilación aún cuando la trabajadora no haya cotizado el periodo mínimo exigido por la legislación actual.

La mayoría de los siete millones de mujeres que viven en el campo español desempeñan un trabajo “invisible” a medio camino entre el papel tradicional de soporte de la familia y el de colaboradora de la explotación familiar. Además, la crisis está provocando que cada vez haya más mujeres que prefieran irse a la ciudad ante la falta de oportunidades en un medio rural que languidece. Según un estudio del Ministerio de Medio Rural sobre la mujer en el ámbito rural, éstas ocupan los puestos más bajos, menos cualificados y peor remunerados, y su situación laboral se caracteriza por la asalarización, temporalidad y parcialidad de jornadas. Las mujeres rurales reciben un promedio de 801 euros mensuales. Los ingresos en el 17% de los hogares no superan los 900 euros y aquellas familias con más de 3.000 euros al mes no llegan ni al 3%.

En el turno de ponencias, la presidenta del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castellón (COITAVC), Carmen Olmo, remarcó “la importancia de la agricultura en el progreso del pueblo valenciano, pese a que en los últimos años la opinión pública ha comenzado a considerarles meros receptores de fondos públicos”. Según Olmo, “debemos ser actores influyentes de nuestro entorno, reclamando formación e información sobre el verdadero valor de nuestro trabajo como productores de materias primas y conser­va­dores del medio ambiente” para lo cual reaclamó una alianza entre agricultores e ingenieros para abordar con éxito tales desafíos.

Por su parte, Vicente Dalmau , del Servicio de Sanidad Vegetal de la Conselleria de Agricultura, ilustró la re­gulación en ma­te­­ria de plaguicidas y residuos. Tras definir estos conceptos básicos, Dal­mau remarcó la mayor depen­den­cia de la agricul­tu­ra mediterránea con los insecticidas y no tanto con los fungicidas. Con todo, Dalmau denunció que la revisión de sustancias activas iniciada por Bruselas en 1993 ha dejado al campo con sólo 368 materias de las casi mil existentes entonces y han sido los insecticidas los que más retiradas han sufrido. De ahí, el mérito que supone que los controles a las frutas y hortalizas valencianas presenten niveles de residuos tres veces más bajos que en las importaciones procedentes de terceros países.

1 Comentario

  1. Esto de la Jornada de la Mujer Rural qué es. A mi, que me dedico a la agricultura nadie me ha invitado, será por que no estoy afiliada a ningún partido político?. Además, en las fotos no identifico a ninguna señora del campo, a mi me parecen todas señoras muy bien y muy guapas y muy señoras. En las fotos se ven muchas alcaldesas, concejalas, dirigentes de Amas de Casa, alguna asesora del Presidente de la Generalitat, Conselleras, políticas y políticos, eso si, todos del Partido Popular. ¿Quién habrá pagado la fiesta/mitin?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here