Cinçao EC: La ilusión de jugar al fútbol

0
379
El técnico Evando Braz con la relaciones públicas del club
El Cinçao en el Cotif

El Cinçao Esporte Clube es el equipo más joven del torneo y no es porque la media de edad de los jugadores sea inferior a la de sus rivales, sino porque la entidad todavía no alcanza el año de vida. Fue fundada en octubre de 2010 por Gilberto Ponce, el presidente, que explica que la creó porque “era necesario otro equipo en la ciudad de Londrina, que hiciera competencia al Londrina EC”. Para entender la rivalidad entre ambos en la Comunidad Valenciana se igualaría a Valencia y Villarreal. Gilberto es una persona muy emprendedora que anteriormente nunca tuvo relación directa con el fútbol, pero que supo rodearse de personas de confianza para que el proyecto saliera adelante.

Gilberto Ponce junto a Evandro Guimaraes, entrenador del primer equipo y del sub-20, recorrieron durante meses más de 40 ciudad de Brasil en busca de los jugadores que formarían los distintos equipos de las categorías inferiores. En este proyecto recibieron además la ayuda de una de las mejores empresas deportivas del país de la mano de André Bossolan y su mujer Tatiana, culpables de que el equipo este en esta edición del COTIF.

Los jugadores afrontan esta oportunidad con mucha ilusión, quieren demostrar que tienen personalidad y calidad, aunque no tengan la experiencia de los jugadores españoles. Esta semana les está sirviendo para aprender muchas cosas que después pondrán en práctica en Brasil, que se encuentra inmerso en plena temporada. Entre los detalles que recuerdan los jugadores fue su salida del país, más del 90 % del equipo no había subido nunca a un avión, que además contaba con todo tipo de detalles que muchos jugadores reconocen no tienen ni en sus casas, lo que habla de la pobreza en la que viven algunos de ellos. El trabajo diario que realizan es recompensando por el club de manera económica y los jugadores mandan todo lo que ganan a sus familias. Detalles que hablan de la honradez de una gran plantilla. De los 19 que forman el Cinçao, tres de ellos repiten experiencia. Se trata de Pablo, José Luiz y Gustavo que jugaron en ediciones anteriores.

Pese a su reciente creación, el Cinçao cuenta con una gran infraestructura. La sede administrativa se encuentra en el área central de la ciudad de Londrina, donde cuenta con un local para hacer reuniones, secretaria y viviendas donde viven 40 jugadores y miembros del cuerpo técnico de los diferentes equipos. Uno de los aspectos que más cuidan en el Cinçao, además de la formación tanto en el plano personal como en el deportivo, es la alimentación. Por ello cuentan con un nutricionista que diseña menús equilibrados que se dividen en cuatro comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida y cena. La seriedad del club es impecable, ya que incluso pone un autobús para que los jugadores más jóvenes puedan desplazarse hasta las instalaciones deportivas a ejercitarse. Actualmente cuentan con cuatro equipos: sub-15, sub17, sub-20 y el equipo profesional, en el que juega Cajú, un viejo conocido del COTIF que jugó en 2009 con la Selección de Brasil.

La repercusión de la disputa del COTIF por parte del Cinçao está seguida muy de cerca en la región de Paraná, gracias a dos periodistas que han viajado junto a la expedición brasileña. Se trata de Rubens Cabral de la Central Nacional Televisao y Thiago Bossini, del Folha de Londrina, el periódico más importante de la zona.

Cristina Ripoll

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here