Alzira se suma a la petición para declarar la “tamborà” Bien de Interés Cultural Inmaterial

0
622
Tamborada de Alzira 2011

En muchas zonas de España es habitual celebrar con tamboradas algunas de las funciones de la Semana Santa. Como es bien sabido la Iglesia Católica no permitía el toque de campanas durante unos días de la Semana Santa, concretamente los días en los que estaba muerto Jesucristo. Esto propició que los avisos de las celebraciones litúrgicas se realizara mediante matracas o a golpes de tambor. Razón por la cual el tambor adquirió una relevancia trascendente como elemento divulgador de los rituales de la Pasión. Pero en algunas poblaciones no solamente sirve como divulgador de actos religiosos sino como manifestación ruidosa del dolor penitencial.

Una de las poblaciones con manifestación más relevante de las características antes mencionadas es Alzira, y con ese motivo aparece en la solicitud a la UNESCO. La Semana Santa de Alzira está documentada desde principios del siglo XVI, aunque será a partir del XX cuando la presencia de tambores y bombos adquiere el protagonismo actual. En el caso de Alzira, la acción de los tambores se inicia antes del Pregón de Semana Santa, como pórtico de la Pasión, y se manifiesta también en diversos actos de la semana. La organización corre a cargo de las cofradías penitenciales y todos aquellos que son participantes con la tamborilada van revestidos con la vestimenta de la correspondiente cofradía. La presencia de éstos y visitantes es notable.

 En valoraciones del concejal de Cultura, Carlos Correal, “la Tamborada de Alzira presenta unas características populares, históricas, culturales y festivas que la hacen merecedora del apoyo administrativo y legal necesarios para su continuidad y engrandecimiento, y uno de estos apoyos bien podría ser la Declaración como Bien de Interés Cultural Inmaterial”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here