AVA considera que la reducción en un 30% de la cosecha de fruta valenciana afianza las buenas expectativas de precio

0
195

Plantación de melocotones

Las expectativas comerciales de cara a la campaña de fruta de hueso que arranca en escasas semanas permiten a los pro­ductores afrontarla con cierto optimismo debido al descenso de la oferta en la Comu­nitat Valenciana y otras zonas productoras como Murcia. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) estima que la caída de producción de melocotón, nectarina, albaricoque y ciruela será de un 30% en comparación con la media de las últimas cinco campañas (poco más de 32.000 toneladas) y atribuye esta reducción al impacto de las heladas invernales que provocaron daños considerables en las varie­dades extratempranas que ya habían empezado a brotar.

La reducción de cosecha obedece también al paulatino abandono durante los últimos años de la superficie dedicada a este tipo de cultivo como consecuencia de la falta de rentabilidad. Tanto es así que en solo cinco años la superficie frutícola valenciana se desplomó un 62% al pasar de 8.996 hectáreas a solo 3.443.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, apunta al respecto que “tanto los operadores comerciales como los productores de fruta deben tener muy en cuenta esta disminución de la oferta a la hora de negociar las cotizaciones. Entendemos que el mercado presenta una coyuntura propicia en materia de precios que tiene que ser aprovechada para afianzar esa dinámica algo más positiva para los intereses de los agricultores que se inició durante la pasada campaña”.

Es más, la confirmación de estas perspectivas más esperanzadoras “podría servir para sentar las bases de un cierto proceso de recuperación de parte de las explotaciones de frutales que han sido abandonadas en los últimos tiempos”, según Aguado.

En cuanto a la incidencia de las heladas del invierno, las temperaturas por debajo de cero provocan daños de hasta el 100% de la cosecha en parcelas de la Ribera Alta (Carlet, L’Alcúdia, Turís y Catadau, entre otros), aunque también hay zonas afectadas en las comarcas de La Ribera Baja y la Hoya de Buñol. En otras comunidades autónomas, Murcia también sufrirá una merma de cosecha similar por la misma causa, mientras que Andalucía y Extremadura prevén descensos más discretos.

En cualquier caso, la evolución de la cosecha permite augurar una extra­or­di­naria calidad de la fruta. Y además, la circunstancia de que los daños por heladas se aprecian a simple vista en la piel en este tipo de producciones, asegura que las frutas que se remitan al mercado cumplirán todas las garantías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here