Los cambios en la UD Alzira, el Sant Andreu y la permanencia

0
229
Ahora ya no hay más remedio que esperar, y en fútbol esperar algunas veces tiene su premio, ya que mucho de lo que ocurre en este deporte es culpa de la bolita, de que entre o no entre.
La UD Alzira está en estos momentos a expensas de lo que ocurra, pero para que ocurra algo hay que poner también algo de parte de uno, de lo contrario no hay nada que hacer. En este sentido, lo primero que se debe poner es el sentido común, ese sexto sentido que la mayoría de las veces es tan fundamental para todo en la vida y que a veces uno se empecina en tenerlo alejado y no usarlo. Manolo Herrero, técnico de la UD Alzira, ha hecho gala en alguna rueda de prensa de que «a partir de ahora va a jugar los domingos el que mejor esté y el que trabaje durante toda la semana en los entrenamientos», eso es sentido común. Lo que ocurre es que a la hora de confeccionar la lista de convocados y el once inicial que salta al terreno de juego, su sentido común no coincide con el que la mayoría de aficionados tiene y aplicarían después de quedar demostrado que tirar solamente de caché y currículum no es lo adecuado para los intereses del club.
Hacer cambios ahora, con lo poco que queda de competición liguera, no garantiza que la UD Alzira dé un vuelco total a su juego y los partidos necesarios para lograr la permanencia se ganen de calle. Es muy difícil que eso ocurra, pero por lo menos se debería intentar, y así se saldría de dudas sobre si el equipo juega mejor o peor con unos jugadores o con otros. Además, el aficionado se quedaría tranquilo.
Esto es fácil de hacer, y Manolo Herrero lo tiene en su mano, peor de lo que se está ahora mismo no lo va estar, porque en su mano está también dejar patente que en su trabajo ha dado las mismas oportunidades a todos los jugadores de la plantilla, de lo contrario, su paso por la UD Alzira no calará muy hondo en la mente de todos los aficionados, y aún menos en los jugadores de la plantilla que tan poco han contado para él, pese a sacrificares y trabajar tanto como el resto de jugadores toda la semana.
El encuentro que disputa la UD Alzira el próximo domingo a las doce del mediodía en el campo del Sant Andreu es ideal para que el técnico de Villena introduzca cambios en el once inicial que salte al terreno de juego del Narcís Sala.
Ahora ya no hay pruebas que hacer ni experimentos con gaseosa, los que han venido jugando han dejado demostrado hasta dónde pueden llegar y deben dar paso a otros jugadores que no han gozado de su confianza para que la UD Alzira apure sus opciones de permanencia.
Vicent Cucarella

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here