Diez inmigrantes de Alzira realizan un taller de formación de trabajador forestal para encontrar empleo

    0
    199

    Murice Camara, de Costa de Marfil y el cubano Roberto Carlos Díaz, son dos jóvenes inmigrantes llegados hace unos seis meses a Alzira que se han formado en el taller de Trabajador Forestal organizado por IDEA y el área municipal de Promoción Económica y Empleo. Ellos y otros 8 compañeros emigrados de Argelia, Camerún, Nigeria, Argentina, Senegal y Marruecos han recibido hoy los diplomas acredidativos de manos del teniente alcalde, José Luis Palacios.

    Recién acabado el curso de 500 horas que comenzó en octubre del pasado año, dos alumnos ya han encontrado empleo, se trata de Mamadou y Olivio que estuvieron ausentes en la entrega de diplomas.

    Palacios incidió en que el taller cumple dos objetivos; «mejorar el estado de conservación de zonas forestales de Alzira» y que «los asistentes tengan acceso a un contrato de trabajo».

    Maurice, de 19 años, sonreía de oreja a oreja durante el acto, sus compañeros le felicitaron dadas las ansias que había mostrado durante el desarrollo del taller para alcanzar este título. En un incipiente castellano se le entendió que «ahora veo más fácil encontrar un empleo porque estoy preparado» y que le gusta «lo forestal » dadas las características orogràficas de su país africano.

    Con mayor serenidad pero, plenamente satifecho, se mostraba su compañero, Roberto Carlos Díaz, de 28 años, sobrino del exiliado cubano, Antonio Díaz, con el que aterrizó en Alzira el pasado mes de agosto procedente de la isla caribeña. » Estoy parado desde que llegué a esta ciudad con mi tío, con este diploma tengo más posibilidades de trabajar» manifestó con un capazo en la mano lleno de herramientas apropiadas para limpiar los bosques y prevenir los incendios en las montañas de la Ribera.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here