SanitatSolsUna denuncia algunes condicions «tercermundistes» de l’Hospital d’Alzira

0
586

La Unidad de Pre-ingresos de La Ribera tiene solo un baño para 26 pacientes

La asociación denuncia las “condiciones tercermundistas” que soportan los pacientes y ante las múltiples quejas recibidas, se han dado instrucciones para reducir su uso. “Ahora parece una unidad fantasma”: otra consecuencia de “los errores de la dirección del centro, que continúa dando bandazos”

La Unidad de Pre-ingresos del Hospital de La Ribera tiene un solo baño para un total de 26 pacientes. Ante la queja de muchos de los pacientes y familiares de pacientes que han pasado por esta unidad, recientemente inaugurada por la dirección del centro hospitalario de Alzira, SanitatSolsUna denuncia “las condiciones tercermundistas” de este área, consecuencia de “la falta de previsión, la precipitación y el caos organizativo que reina en La Ribera desde la reversión a la gestión pública directa, hace casi un año”.
Esta unidad, que se vendió como un gran logro desde la Conselleria de Sanidad, es “un mal parche para intentar disimular las Urgencias saturadas y la mala gestión camas e ingresos”, tal y como ya advertimos desde SanitatSolsUna.

Y ahora está resultando ser aún peor de lo esperado: un espacio donde se hacinan los pacientes, que tienen que compartir un baño para 26 camas durante varios días.
“Esto no ha pasado nunca en este centro”, aseguran los pacientes quienes se preguntan dónde están los sindicatos, plataformas etc. que antes salían públicamente para denunciar cosas mucho menos graves que estas. “Ahora parece que están todos escondidos”.

Según nos han confirmado varios pacientes, lo han denunciado “oficialmente” en el Servicio de Atención e Información al Paciente (SAIP)pero también nos lo han hecho llegar para que pongamos voz a la situación ante la dejadez de aquellos que en otros tiempos no dudaban en criticar cualquier decisión por leve que fuera.   Y al parecer, la multitud de quejas y reclamaciones recibidas ha provocado que en los últimos días se re
duzca el desvío de pacientes a esta unidad. “Estos últimos días parece una unidad fantasma”.
Trabajadores y familiares del centro aseguran que “la dirección del hospital sigue dando bandazos, toman decisiones sin valorar las consecuencias y luego hay que asumir estos errores”, explican, que en este caso “ha supuesto reorganizar espacios de manera caótica, invertir dinero en las obras de esta unidad que ahora no saben cómo utilizar. Todo es un auténtico desastre”, añaden.
Aunque se supone que es una zona de paso intermedio entre urgencias y hospitalización, la saturación habitual de las Urgencias y las camas de hospitalización ha hecho que algunos pacientes tuvieran que pasar hasta 3 días en esta Unidad de Pre-ingreso. Con un baño para 26 camas, donde al paciente suele acompañarle un familiar en la mayoría de casos, un solo baño es ciertamente insuficiente.
Además, los usuarios aseguran que el sillón del acompañante “es una silla muy incómoda y sin brazos”.“Estábamos mejor en el box de urgencias que en esta sala hacinados, separados por una cortina y compartiendo un baño para 26 personas”, aseguran quienes han pasado por esta sala.