SanitatSolsUna:» La reversió ha destroçat l’Hospital de la Ribera»

0
633
Ana Barceló consellera de Sanitat hui en l'Hospital d'Alzira

Acumula más lista de espera y quejas que nunca

Deriva pacientes a la privada y gasta un 70% más

SanitatSolsUna critica “la cortina de humo que ha lanzado hoy la consellera para intentar tapar las vergüenzas de una pésima gestión del departamento. Sólo se han gastado el dinero en contratar a familiares y amigos que ya anunció el ex comisionado y en las
chapuzas de la sala de pre-ingresos y la de extracciones. El hospital parece un queso gruyere”

La reversión ha destrozado el Hospital de La Ribera. Así de contundente se ha pronunciado hoy la junta directiva de SanitatSolsUna, la asociación que defiende la excelencia en Sanidad, independientemente del modelo de gestión. “El Hospital de La Ribera acumula más lista
de espera para pruebas diagnósticas y quirófanos que nunca, deriva pacientes
a la privada -algo que no había sucedido nunca- y además gasta hasta un 70%
más que antes de la reversión en la compra de material sanitario”, han asegurado.
Desde la asociación consideran, además, que “la situación de los profesionales
ha empeorado considerablemente”. “A pesar de haber contratado a más de
500 personas, el personal sanitario y administrativo del hospital y los centros
de salud de La Ribera se enfrenta a un futuro terriblemente incierto, como
personal a extinguir y ante la próxima negociación del convenio colectivo, heredado de la concesionaria, y que es lo único que les permitía garantizar sus
actuales condiciones. Todo ello, después de soportar duramente meses presiones para cambiar las condiciones de trabajo e incluso situaciones de acoso,
todo ello denunciado de forma unánime por los sindicatos justo antes de Navidad, en la primera concentración sindical en 20 años”, han explicado.
Por eso, aseguran desde SanitatSolsUna, “la cortina de humo que ha lanzado
hoy la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en una comparecencia absurda en
el Hospital de La Ribera, sólo intenta tapar las vergüenzas de una pésima gestión del departamento”. “Las quejas se multiplican en las redes sociales y en
los registros de reclamaciones del departamento: mala atención, esperas interminables, pacientes de Urgencias en los pasillos en cuanto hay un repunte
de gripe o es época de vacaciones, falta de limpieza y problemas de organiza-
ción que dificultan la atención a los pacientes y el trabajo a los grandes profesionales que aguantan lo inaguantable”.
Para la asociación “cuando hablan de más inversión se refieren al dinero que
se han gastado en contratar a familiares y amigos que ya anunció el ex comisionado meses antes de la reversión y en compartimentar el hospital, creando
espacios pequeños y poco prácticos como la sala de pre-ingresos o la de extracciones: ahora el hospital parece un queso gruyere”, aseguran.
Además, han recordado que se han suprimido pruebas pioneras como la biopsia rápida de mama (que permitía a las mujeres conocer el resultado en media
hora) mientras se desvían más pacientes que nunca a la privada, con dos camiones de Eresa para pruebas de Radiología en la puerta del hospital -hace
una semana era solo uno-, además de la derivación a una clínica privada en
Alzira. “¿Eso no es privatización?”, se preguntan.
Tampoco hay que olvidar, añaden, “la expropiación del aparcamiento del hospital de La Ribera, una decisión arbitraria e ideológica que les va a costar a
todos los valencianos la friolera de 10 millones de euros. Y todo, para que los
pacientes y sus familiares no puedan aparcar”.
“No ha salido nada bueno de la reversión a la gestión pública de un hospital
que hasta el pasado 1 de abril era un referente de la Sanidad pública española
y mundial y que ahora está en la cola de los hospitales comarcales. Es imposible adornar el fracaso”, han concluido desde la asociación.