La DGT projecta aplicar el límit de 30 km/h en tots els municipis espanyols

0
259
Alzira s'avançarà este mes a la decissió de la DGT que s'aplicarà en 2019

Los 351 peatones fallecidos el año pasado justifican la adopción de medidas

La medida ha sido solicitada por grandes ciudades, asociaciones y peatones

También ha previsto reducir el límite de velocidad de 100 km/h en las carreteras

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha dicho hoy que la Dirección General de Tráfico (DGT) está trabajando ya en la reforma del Reglamento General e Circulación para establecer las condiciones en las que debe aplicarse el límite de velocidad de 30 km/h en todas las ciudades

 

 

Además, ha anunciado que en el primer semestre del próximo año estarán listos los planes de medidas para reducir la siniestralidad vial en ciclistas y motoristas, dos de los colectivos más vulnerables junto con los peatones.

Grande-Marlaska ha pronunciado el discurso inaugural de la conferencia internacional “¿De la visión cero al objetivo cero? Liderazgo en la mejora de la seguridad vial” que, organizada por la Fundación Mapfre reúne hoy en el Congreso a expertos en seguridad vial de España y de diferentes países, así como de la Comisión Europea.

El titular de Interior ha recordado que el Gobierno trabaja en la puesta en marcha de diversas medidas porque la evolución reciente del número de víctimas en las carreteras, tanto en España como en otros países, “no ha sido la que nos habría gustado”.

“Tenemos que actuar”, ha enfatizado Marlaska, que no obstante ha querido poner de relieve la “revolución” que se ha hecho en España en materia de seguridad vial, aunque se haya producido un estancamiento en los últimos cuatro años.

Entre las medidas que pondrá en marcha la DGT, el ministro ha querido comenzar por las relacionadas con la velocidad y ha recordado que 14 países europeos tienen un límite genérico de 90 kilómetros por hora, ocho de 80 km/h y uno, Suecia, de 70 km/h.

Precisamente, España es uno de los pocos que tiene un límite de 100 km/h, una situación que “se corregirá” durante los próximos meses con la modificación del Reglamento General de Circulación, una medida que, según ha dicho, tendrá un “impacto importante” en la seguridad.

Respecto a la velocidad en las ciudades, la DGT, ha dicho el ministro, está redactando la modificación del Reglamento General de Circulación para establecer las condiciones en las que el límite de 30 km/h deberá aplicarse en todos los municipios españoles.

Pero Marlaska ha dejado claro que no se trata de una iniciativa unilateral del Ministerio ni de “imponer un determinado modelo de movilidad”, sino que han sido las propias ciudades, como Madrid, Bilbao, Zaragoza, Málaga o Valencia, además de diferentes asociaciones y colectivos, se han dirigido a Interior para pedirlo.

Consenso

“Esto demuestra -ha enfatizado- que existe un amplio consenso sobre la necesidad de proteger a los usuarios más vulnerables de nuestras calles”, fundamentalmente los peatones.

Aunque también lo son los ciclistas y motoristas, que junto con los peatones, representan ya el 46 por ciento de todos los fallecimientos en accidentes, ha señalado el ministro, quien ha precisado que probablemente al cierre de este año superen ya el número de muertos en vehículos de cuatro ruedas.

Marlaska ha explicado que en el caso de los peatones, se está preparando un encuentro específico con administraciones y expertos para “poner en valor” los desplazamientos a pie y para mejorar su seguridad.

“Los 351 peatones fallecidos el año pasado justifican la adopción de medidas”, ha enfatizado el ministro antes de anunciar que en el primer semestre de 2019 ya estarán finalizados los planes de medidas, con “acciones concretas y realizables” para ciclistas y motoristas.

Regular la enseñanza presencial obligatoria para obtener el carné, la bonificación de 2 puntos en el permiso por realizar cursos de conducción segura o el impulso para estandarizar en los coches los sistemas de seguridad más efectivos son otras de las medidas que ha enumerado el ministro.

También ha mencionado el trabajo conjunto con los titulares de las carreteras para, entre otras medidas, segregar carriles para distintos tipos de vehículos, instalar guías sonoras longitudinales o, en el caso de las ciudades, “pacificar el tráfico a partir del diseño”.

EFE