SanitatSolsUna qualifica de “parxe” les obres de l’Hospital d’Alzira

0
204

Eliminan consultas para poner camas extra por el colapso de Urgencias en La Ribera

Trasladan la sala de extracciones a la planta baja y los pacientes denuncian que se bloquea la entrada desde el parking, apenas dejan espacio para las esperas a consultas y zona de pruebas y no hay intimidad ni protección de datos “porque estamos amontonados”

SanitatSolsUna ha denunciado hoy que las obras que se están llevando a cabo en el Hospital de La Ribera “son un parche, no se han planteado correctamente, van a generar problemas de funcionalidad y de intimidad y protección de datos para los pacientes”. La asociación que defiende la excelencia en Sanidad, independientemente del modelo de gestión, ha explicado que se están eliminando consultas en la primera planta para poner camas extra “de observación”, o como lo llama la nueva dirección, “pre-ingreso”, por el colapso de las Urgencias “debido a la mala gestión de las Urgencias del hospital desde la reversión”.

“Un paciente o ingresa o no ingresa. Lo demás es intentar trampear con los paciente y con los balances de gestión de los que tienen que dar cuenta”. Estas obras en la primera planta han supuesto, a su vez, que se esté habilitando un “cubículo” para extracciones en la planta baja, prácticamente al lado del acceso directo desde el aparcamiento.

Según denuncian los pacientes, esto provoca que casi se bloquee la zona de paso hacia las consultas y los mostradores de citación acceso principal; que los ciudadanos estén amontonados en la exigua zona de espera para consultas como las de Digestivo o mama; y que los pacientes que tienen que pedir citas para pruebas o visitas médicas relacionadas con Urología o Ginecología “no tengan ninguna intimidad ni se les garantice la protección de sus datos y su historial médico, puesto que todos estamos amontonados”.

“A SanitatSolsUna nos llegan multitud de quejas estos días por las obras, por la incomodidad que sufren pacientes y profesionales con los operarios y por lo que los pacientes consideran “falta de funcionalidad, peor servicio y pérdida de intimidad”. Y ante esta situación, la asociación ha decidido denunciar públicamente “el caos que estas obras están provocando y provocarán en la atención a los pacientes y en el buen servicio que los profesionales de La Ribera siempre intentan prestar, independientemente de quién gestione”.

“¿No iban a construir un edificio nuevo?”, se preguntan. “¿Dónde han quedado las promesas de ampliar el hospital?”. Para la asociación, “estos parches en forma de obras van a empeorar aún más si cabe la atención que reciben los ciudadanos de La Ribera desde que su hospital pasó a ser gestionado por la Conselleria”. “Por desgracia, el desastre se ha instalado en el Hospital de Alzira”, aseguran.

Desde SanitatSolsUna se ha criticado duramente también hoy que “al caos que están suponiendo estas obras mal planificadas se suman las presiones que está sufriendo el personal para cambiar las condiciones de trabajo sin consultarles y que ha sido puesto en evidencia por el Comité de empresa, que ha llegado incluso a amenazar con denunciar en la Inspección de Trabajo”. “No es de recibo que se intente timar y engañar a los profesionales hasta el punto de que los sindicatos les adviertan de que no firmen nada”.