Les actuacions en el Casella i Barxeta estan previstes pel ministeri des de fa 18 anys

0
304
Desembocadura del Barxeta al terme d’Alzira

El Plan Global frente a inundaciones en la Ribera del Júcar, redactado por el Ministerio de Medio Ambiente el año 2.000 ya contemplaba actuaciones en el barranco de la Casella y del Barcheta para evitar inundaciones en Alzira y Carcaixent.

Plan del que no se ha ejecutado ni una de sus propuestas por lo que respecta a los barrancos del término de Alzira, pese a están considerados como los principales causantes de las inundaciones, superando incluso al propio río Júcar.

Dieciocho años después, barrios como Venecia, el parc de l’Alquenència y especialmente les Basses siguen sufriendo inundaciones provocadas por los desbordamientos de distintos barrancos del término municipal.

El desvío del cauce del Barcheta y la ampliación del puente de Xàtiva son determinantes para eliminar, o disminuir, de forma considerable, el riesgo de inundaciones en estas barriadas, una vez finalizadas las dos fases del canal de les Bases que recoja las escorrentías  de los barrancos de les Estreles, Fosc, Garcia Maria y Camí de l’Arena.

Ya es hora que la Confederación Hidrogràfica del Júcar, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, emprenda estas actuaciones tan demandadas por los ayuntamientos de Alzira y Carcaixent.

Propuesta exacta del Plan respecto al Casella y Barcheta     

“Existen dos posibles opciones de trazado del encauzamiento del Bco. Barxeta, en lo
referente al entronque con el río Júcar: seguir su trazado actual hasta la confluencia con el
Bco. Casella o adoptar un trazado paralelo a la línea férrea Valencia–Almansa y
desembocar directamente en el río Júcar, acortando la longitud de la canalización. Esta
última opción reduce los caudales en el Bco. Casella pero obliga a reducir los niveles del
río Júcar en un tramo que se extiende más aguas arriba, lo que requiere prolongar el
acondicionamiento del río Júcar hasta el citado ferrocarril.
Esta opción, de entronque directo, es la solicitada por el ayuntamiento de Carcaixent al
estar “recogida en el Plan General de Carcaixent vigente, aprobado definitivamente el 28
de mayo de 1998” y plantea una serie de ventajas operativas relacionadas con las
infraestructuras viarias existentes y con la mejora del drenaje de los barrancos de Gaianes,
Venancio, Sant Antoni y Pau (CHJ, 2000) por lo que es la provisionalmente adoptada
(figura nº 22).

La adopción definitiva de esta solución requiere no obstante finalizar previamente la definición del acondicionamiento del cauce del río Júcar, tratado en el apartado siguiente, analizando los condicionantes ambientales y las posibles alteraciones en el transporte sólido provocadas por el nuevo trazado.

Respecto al entorno urbano de Alzira, se considera necesario un acondicionamiento del cauce del Bco. de la Casella, siendo prácticamente válidos los criterios generales expuestos anteriormente para el Bco. de Barxeta. En este caso, no existen distintas alternativas al punto de entronque con el río Júcar, pero es plenamente válida la necesidad de reducir niveles en el río Júcar para evitar reflujos importantes con períodos de retorno pequeños y por tanto la necesidad de acondicionar el cauce del río Júcar, aspecto tratado en el apartado siguiente.”