La campanya citrícola rebaixa en més de 2.000 els aturats de la Ribera

0
282
Dos collidors d'Alzicoop ahir en un camp del terme d'Alzira

Una vez más, empleo y precariedad caminan de la mano

La tendencia del mercado es consolidar la sustitución del contrato indefinido por el temporal

El número de desempleados se sitúa 19.068

Según las cifras publicadas por el SERVEF, el paro registrado en el mes de  octubre de 2018 en la Ribera, se ha situado en 19.068 personas, es decir, 2.104 parados menos que en el mes de septiembre

Por su parte, los datos anuales indican que tenemos en este mes 1.174 parados menos que el mismo mes del 2017 lo que supone una reducción de desempleo anual del 5’80%.

En cuanto a la contratación,  se han registrado 20540 contratos en octubre 2018, lo que ha supuesto 3022 contratos más que en el 2017 es decir un 17’25% de descenso interanual. Por géneros, 7280 han sido a mujeres (35’44%) y 13260 a hombres (64’56%).

La contratación indefinida mensual es de 1792 contratos y la contratación temporal es de 18.748 contratos lo que significa un 91’28% y la indefinida un 8’72%. Respecto octubre 2017, la indefinida aumenta en 347 contratos (24’01%) y la temporal aumenta en 2675 contratos (16’64%).

Los contratos de octubre 2018 han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 78’28% a jornada completa y un 21’72% a tiempo parcial.

Los datos del paro de este mes de octubre son consecuencia de la coyuntura estacional del sector de cítricos y demuestra que se dispara la contratación temporal. Con todo ello podemos determinar que la tendencia del mercado es la consolidación de la sustitución del contrato indefinido por el temporal.

Para Raül Roselló, Secretario Intercomarcal de UGT PV, estos datos reflejan la debilidad de nuestro sistema productivo, basado en actividades estacionales.

Roselló, considera que el diseño de un verdadero plan de choque por el empleo, acordado entre Gobierno e interlocutores sociales, con recursos adicionales para las políticas activas de empleo, es necesario para mejorar la empleabilidad en inserción de las personas desempleadas, en especial los jóvenes y los mayores de 50 años.

 

Tampoco debemos de olvidar que la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo, disminuye al 50’ 47%, es decir, la mitad de los desempleados se dejan fuera del sistema de protección.

 

Además, es necesario un cambio de rumbo, apostando por mejorar la calidad del empleo y de las rentas de trabajo para lograr un crecimiento equilibrado y sostenible.