El Cotif rendix honors a Nacho Barberá i Vicente Muñoz

0
0

L’Alcúdia se abre al mundo gracias al COTIF

 

La recepción de todas las delegaciones del XXXV aniversario del campeonato internacional sirve este año para homenajear a Vicente Muñoz y Nacho Barberà

 El Ayuntamiento de l’Alcúdia y la organización del Cotif ofrecieron ayer la recepción oficial a los equipos y selecciones que participan este año en la trigésimo quinta edición del torneo veraniego. El acto sirvió para hacer balance de un campeonato que está siendo espectacular y, a su vez, para homenajear al expresidente de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana, Vicente Muñoz, y al joven alcireño Nacho Barberà, fallecido hace medio año durante un partido de fútbol. El presidente del COTIF, Eliseu Gómez, destacó la implicación del pueblo alcudiano y de todos aquellos que hacen posible el prestigioso torneo: “Todos hacéis que este campeonato sea posible y que cada año crezca más”. Asimismo, señaló que es “un gran honor y orgullo para el COTIF que seamos los primeros en  estrenar el VAR, antes de su llegada a la liga española”. “Hay muchos torneos grandes que han desaparecido, pero el COTIF sigue gracias a su humildad y a la ayuda de grandes personas y empresas, eso garantiza su continuidad”, añadió. Gómez introdujo al primero de los homenajeados como una persona que “nos ha ayudado siempre, por eso queremos hacerle un homenaje muy especial”.

Vicente Muñoz subió al escenario y dedicó unas palabras a los presentes: “Enhorabuena por, una vez más, congregar en nuestra tierra a buena parte de la élite del fútbol sub-20. El torneo cohesiona toda la actividad deportiva de nuestro territorio y por eso siempre hemos querido colaborar con el COTIF. Este torneo ha sido el que ha iniciado las bases de la globalización del fútbol base mundial”, subrayó. Más breve fue la presencia de los padres de Nacho Barberà, aunque no por ello menos emotiva. El padre agradeció al COTIF y a su presidente todo el apoyo recibido. Los homenajeados firmaron el libro del torneo. El comité entregó a José María Navarrete la insignia de oro del COTIF por sus diez años de dedicación al torneo y recibió con la de plata a los nuevos integrantes, David Serrano y Alonso Buendía.

A continuación, comenzó la segunda parte del acto, la recepción oficial en sí misma. El alcalde de l’Alcúdia, Andreu Salom, dio la bienvenida a las delegaciones de los equipos y las selecciones presentes en el torneo. Salom destacó la hospitalidad de la localidad y el acercamiento de las culturas que se produce durante estos días en el torneo. “El COTIF es un torneo apasionante por muchos motivos. Uno de ellos es el altísimo nivel que estamos viendo en el torneo sub-20. También es muy importante la consolidación del femenino, con algunas de las mejores jugadoras del mundo. Sin dejar de lado el Promeses, donde los más pequeños aprenden los valores del pueblo. Estamos orgullosos de ser el pueblo del COTIF”. Salom llamó a que, por encima de los resultados, se prioricen valores como respeto, esfuerzo o igualdad, entre otros.

Como representante del comité organizador, Xavier Gómez mostró su agradecimiento a las instituciones, empresas y personas que hacen posible “el sueño del COTIF, el torneo sub-20 más prestigioso del mundo”. “Vamos a ir a más, con la ayuda de los aquí presentes, seguiremos siendo un referente”, añadió. También puso especial énfasis en la expectación que genera el torneo cada año, con las gradas de Els Arcs siempre a rebosar. Uno a uno, subieron al escenario los representantes de todos los equipos y selecciones que participan en el torneo: India, Selección Valenciana, Selección Murciana, Marruecos, Mauritania, Uruguay, Venezuela, Rusia, Argentina, Levante UD Femenino, Fundación Albacete Balompié Femenino, Madrid Club de Fútbol Femenino y Catar. Todos ellos se mostraron agradecidos por poder competir contra conjuntos de gran nivel, por la hospitalidad y el respeto recibidos por parte de la organización y el ayuntamiento, así como por la experiencia que supone para unos jóvenes futbolistas que aspiran a ser estrellas mundiales.