SIMAP denuncia a Ribera Salud per la “pitjor gestió” d’una epidèmia de grip en la Comunitat

0
79

En el Hospital de Alzira se produce hacinamiento de pacientes y falta de recursos propios de países  tercermundistas

 

Datos recopilados por el sindicato muestran semanas infernales de colapso en el Servicio de Urgencias sin parangón con el resto de hospitales de la red pública provocando estrés, cansancio, desmotivación y hartazgo al equipo de profesionales sanitarios.

Los datos hablan por sí solos y el Hospital de la Ribera, en concreto su Servicio de Urgencias son el paradigma del hacinamiento de pacientes en estos días, que bien puede atribuirse a la epidemia de gripe y al frío pero también a una falta de planificación, de recursos materiales, de recursos humanos y de espacio.

Estamos asistiendo a cifras record de pacientes hacinados en Urgencias esperando cama de hospitalización que bien pudiera ser noticia diaria en los medios pues ni de lejos se están produciendo en otros hospitales de la Comunidad Valenciana; además de imágenes tercermundistas por falta de espacio además de recursos materiales como palos de gotero, sillas  de ruedas, camillas, camas y cómo siempre falta de personal para afrontar la situación. Con una cápita actual de unos 800 euros por habitante del departamento y con unos 200 millones de euros que se reciben anualmente del erario público para asistir a los pacientes, la gestión de Ribera Salud es inaceptable, aunque se argumente desde la mercantil que ha se han reforzado los servicios y la asistencia es óptima. Aún esperan los trabajadores de Urgencias que el Gerente o el Director Médico Asistencial salgan de sus despachos para que expliquen esos refuerzos y den soluciones al infierno que se ha convertido trabajar en este servicio o al menos reconocer su esfuerzo.

Y es que el promedio de pacientes que en el mes de Enero han permanecido en Urgencias en espera de cama de hospitalización es de 27 diarios o el equivalente a decir que todos los días del pasado mes de Enero durante las 24 horas del día estaban en Urgencias debiendo estar en planta de hospitalización. En el siguiente cuadro algunos días que muestran a las 10 horas de la mañana los pacientes pendientes de cama hospitalización y que permanecían en Urgencias:

Como peor día y cifra record se puede marcar el pasado Lunes por la tarde cuando 58 pacientes estaban hacinados en Urgencias y pendientes de ingresar en planta de hospitalización. El Martes por la mañana una docena de los mismos permanecían más de 48 horas en espera.

Esto equivale exactamente a dos plantas de hospitalización enteras dado que una planta de hospitalización en este hospital da cabida a 24 pacientes que requieren como mínimo 2 DUE y 2 Auxiliares de Enfermería por turno para la atención sanitaria: es decir 12 profesionales. Dos plantas entonces requieren 24 profesionales. Ni de lejos esos refuerzos han llegado al Servicio de Urgencias, más bien escasamente 6 efectivos más por día (4 DUE y 2 Auxiliares Enfermería) de los 30 que anuncia la empresa que ha contratado para el período invernal . Nunca un refuerzo médico, más bien lo contrario, pues en los últimos dos años se ha recortado la dotación de facultativos de Urgencias en 3 efectivos menos pasando de 36 a los 33 actuales.

Comparativamente con años previos los datos del mes de enero han empeorado de forma clara a pesar de que la cápita que se percibía por habitante en 2016 era bastante menor que la que se recibe actualmente, cumpliéndose que cuanto más dinero se recibe del erario público, peor asistencia se está prestando por Ribera Salud:

ene-16

ene-17

ene-18

PAC atendidos

Urgencias

9843

10089

12100

PAC ingresados

desde Urgencias

1352

1475

1532

Porcentaje

ingresados

13,57%

14,40%

12,48%

PAC totales mes

espera cama 8:00h

326

607

729

PAC > 12 H espera

323

545

707

PAC > 24 H espera

50

119

282

Y es que, en opinión de SIMAP la Ribera, una de las razones del habitual colapso en las plantas del hospital no permitiendo que pacientes que se ingresan desde Urgencias tengan cama de hospitalización, es la actividad quirúrgica desmedida(responsabilidad absoluta del Directo Médico Quirúrgico) que no siempre se trata de cirugía programada de pacientes de la Ribera, sino que en muchas ocasiones se opera pacientes de otros departamentos de salud que interesan al suponer ingresos extra aparte de la cápita. Esto provoca una alta ocupación de camas y explica que el Hospital de la Ribera sea el que mayor tasa de ocupación media anual de la Comunidad Valenciana: un 95% (la tasa habitual de ocupación media anual es de un 80-85% en otros hospitales de la red pública) y da muy poco margen de maniobra para evitar la saturación crónica de las plantas de hospitalización y en consecuencia del Servicio de Urgencias. En otros hospitales se han suspenden partes quirúrgicos programados ante 15-20 pacientes en Urgencias pendientes de cama de hospitalización y en el Hospital de la Riberasuspender un parte de quirófano es algo tan excepcional que se tienen que llegar a cifras del doble o más.

En el siguiente cuadro se muestran datos recogidos sobre las 10 horas de la mañana en algunos días de Enero y Febrero que muestran la altísima ocupación del hospital de la Ribera, al que se le suponen 301 camas teóricas, por lo que el colapso es un hecho del día a día:

*Ingresados reales son los totales menos los ingresados en Unidad de Hospitalización Domiciliaria que son atendidos en su domicilio pero constan como ingresados en el Hospital

Los profesionales sanitarios están teniendo que trabajar al 200% para poder atender a los pacientes lo que  está llevando a una situación de agotamiento, estrés y desmotivación que es realmente lo que desemboca en que muchos piensen en marcharse. Desde SIMAP la Ribera desmentimos rotundamente las informaciones vertidas por Ribera Salud en relación a la fuga de unos 70 profesionales desde 2016 y que de una forma mezquina atribuye a la reversión. Esta salida de profesionales se ha producido siempre de una forma continuada producida precisamente por situaciones similares a las que se están produciendo estos días en Urgencias por falta de recursos y promesas de proyectos incumplidas, pues trabajar al 150-200% se puede aguantar un tiempo, pero cuando la salud del profesional se pone en riesgo es lógico que decidan marchar. Esa es la verdadera razón de la fuga de profesionales. Justamente la reversión está haciendo que algunos profesionales que se iban a marchar esperen ver si mejora la situación cuando gestione directamente la Conselleria de Sanidad.

Asimismo desde SIMAP la Ribera denunciamos la irresponsabilidad y cinismo de Ribera Salud por presentar a estas alturas un plan de inversiones 2018-2028 en el departamento, que dimensiona la plantilla de trabajadores en unos 350 más, que aumenta las habitaciones del hospital en un total de 60 más y que ampliaría el Servicio de Urgencias; cuando la mercantil es consciente de que termina su contrato con la Conselleria de Sanidad  el próximo 31 de Marzo y debe abandonar la gestión del departamento de salud. En definitiva es una forma de reconocer deficiencias tantas veces denunciadas por los sindicatos y que la gestora privada deja en herencia a la Administración para resolverlas.

No queda más que dar las gracias y reconocer el enorme esfuerzo de todos los profesionales, que siguen estando al pie del cañón dejándose la piel y trabajando al 200% intentando realizar su labor y sobre todo perdón a todos los pacientes y familiares que acuden al servicio de urgencias o sufren el colapso habitual del Hospital de la Ribera, ya que los gestores de Ribera Salud no tienen la decencia de hacerlo. Desde SIMAP en la Ribera seguiremos trabajando para conseguir las plantillas adecuadas de trabajadores y los recursos apropiados para dar la mejor asistencia a los pacientes que atendemos.

 

Sección sindical SIMAP Hospital de la Ribera

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here