Alcalde de Algemesí: «A los antitaurinos no les molesta la becerrada, sino el toro en sí»

1
174

Manifestació antitaurina a Algemesí

Empezó en política con 16 años en UCD. Con Adolfo Suárez fue secretario comarcal de las Juventudes del partido, pero su carrera de vocación popular se vio interrumpida tras finalizar el Servicio Militar. En 1978 aprobó las oposiciones en banca y a los 24 años ya era apoderado, lo que le llevaría a ocupar la subdirección territorial en el Arco Mediterráneo de Caja Duero.

La banca le apartó de la política al tener clientes de todos los colores, pero esa inquietud de servicio público volvió a brotar a mediados de los noventa, preocupado por la política urbanizadora del equipo de gobierno socialista. Ligado al deporte como directivo y ex jugador del Racing Algemesí, y a la sociedad como uno de los fundadores de la Muixeranga y hermano mayor de la Semana Santa, Vicent García Mont se define como un hombre «inquieto, trabajador y honrado». Antes de volver a la política le decían que era tan bueno como su padre, vecino ‘ilustre’ de Algemesí.

¿Por qué sacrificar una fructífera carrera en banca por la hostilidad de la política?
En 2002 Algemesí era una ciudad dormitorio, con mucha delincuencia y un exilio industrial hacia Alzira y Carlet. El municipio no prosperó en tiempos de bonanza, y eso me hizo plantearme que había que quitar de en medio a determinada gente con cuya gestión no estaba conforme.
Y llegó con fuerza, después de 20 años de gobierno socialista…
Sí, en 2003 obtuvimos los mismos concejales que el PSOE, y en 2007 y 2011 gobernamos con mayoría absoluta con 12 y 11 ediles.
¿Qué ha cambiado en estos siete años?
Esta era una ciudad muy industrial y agrícola, la primera que tuvo una cooperativa, la más importante de España por el volumen de cítricos y las exportaciones. Entonces había trabajo para todos con las empresas conserveras y alimenticias, los tractores y los muebles. Tenemos Arroz SOS y aquí pudo venir la Ford, pero el ayuntamiento socialista no lo permitió y acabó en Almussafes. El polígono industrial ha tardado 30 años en desarrollarse, y esa es una de las cosas que estamos cambiando. Además, la ciudad ha crecido de forma inadecuada, con una grave carencia de plazas de aparcamiento que nos ha llevado a peatonalizar zonas del casco antiguo y construir nuevos parkings. Entendemos el problema del parque móvil y no estamos multando por la noche por estacionar en las aceras.
Vaya caos, ¿no?
Estamos solucionando el problema. Algemesí es una ciudad con recorrido, muy tranquila y con excelentes comunicaciones gracias al peaje de la autopista y el acceso a la A7. Además, cada 15 minutos hay un tren a Valencia. Trabajamos en la peatonalización y la mejora de servicios públicos.
Algunos proyectos no han sido fáciles de llevar a cabo. Háblenos del mercado…
Se hizo un mercado subterráneo con problemas de salubridad y accesibilidad. En 2003, Izquierda Republicana e Izquierda Unida proponían hacer un mercado a pie de calle, con dos plantas de aparcamiento. Hoy critican que se haya hecho así.
Nuevas dependencias policiales, un edificio polivalente semivacío y una residencia pendiente…
Con la nueva ubicación de la Policía, los agentes llegan en nada a cualquier sitio de la ciudad. Además, hemos agrupado en otro edificio servicios sociales, el juzgado de paz, Infodona, atención a menores y la Policía Nacional. Con esta reorganización ahorramos más de 200.000 euros en alumbrado público en 2013; hay empresas que pagan el doble que el Ayuntamiento. El edificio polivalente se hizo con fondos Feder para albergar a asociaciones de Algemesí, como la Muixeranga. Es un edificio eficiente energéticamente, con una cubierta vegetal que se autoalimenta y evita el calor, buen aislamiento y un aparato de invención local que reutiliza el agua. Tenemos cubierta la primera planta con un vivero de empresas y asociaciones. La residencia… No es el momento.
¿Cómo se le da a Algemesí lo de atraer empresas?
Estamos generando confianza y ofrecemos todas las facilidades en la documentación a la hora de construir y establecerse aquí. SOS, por ejemplo, está construyendo el molino de harina de arroz más importante de España. Además, empresas de Alzira y Sueca han venido a Algemesí para ampliar su producción y generar puestos de trabajo. Sólo el Ayuntamiento no puede absorber a 3.000 parados.
No es un porcentaje muy alto, pero sigue siendo un drama…
Sí, antes eran 400 ó 500. Hemos pasado de 9.000 euros para ayudar a comer a la gente a más de un millón en ayudas sociales. Este año hemos repartido 120.000 euros en vales de alimentación. El reto es generar empleo estable. Tenemos a casi 10.000 personas, de 28.000, vinculadas a la agricultura.
¿En qué situación se encuentra su consistorio con la deuda y las obligaciones con el Estado?
Realizamos una buena gestión y pagamos en menos de 30 días. Somos la envidia de muchos en la comarca por nuestra situación económica. Hemos rascado más de un millón de euros en intereses de los bancos, eliminamos los sobrecostes, negociamos precios adecuados y pagamos por anticipado a las empresas que limpian las calles y los parques. Con el dinero de la burbuja inmobiliaria no se han hecho grandes obras, más allá de rehabilitar el teatro y el ayuntamiento. Heredamos una deuda de 10 millones y manejamos un presupuesto un 35% inferior. El endeudamiento actual es del 62% frente al 110% que permite la ley.
¿Cuál ha sido su peor experiencia al frente de la Alcaldía?
La angustia de tener que ayudar a la gente a comer y pagar la luz. Dando dos meses de trabajo a los parados volaría nuestro presupuesto anual. Hemos vivido los siete peores años de la democracia. Desde 2007 no sé lo que son las vacaciones, con jornadas de entre 15 y 17 horas al día, incluidos fines de semana.
Entonces es más que justo un sueldo que critica la oposición…
Me puse un sueldo bruto de unos 60.000 euros anuales, muy por debajo de lo que ganaba en el banco. Antes criticaban que el alcalde no estuviera nunca en Algemesí. Soy interino, un funcionario más que tiene sus gastos y su familia.No es un sueldo desproporcionado; algunos funcionarios lo doblan. Al final hay que valorar la gestión de la persona, que sea rentable. Las puntas de tesorería eran de 40.000 euros al año, ahora son de un millón. Creo que se cubre holgadamente mi sueldo. Cobrar bien es un buen motivo para no meter la mano en la caja.
Lo mejor entonces va ligado a su gestión económica…
Hemos administrado el ayuntamiento como una empresa privada y el tiempo nos ha dado la razón. No entramos en el Plan de Pago a Proveedores, hemos enderezado la situación económica y tenemos una ciudad viva con una mejoría del comercio y el bienestar. Redujimos la tasa de la basura de 45 a 27 euros, hemos bajado tres veces el IBIrústico y en 2015 bajará el tipo de la tasa urbana. Tuvimos que devolver los impuestos del ICIO pagados entre 2003 y 2006. Con el dinero que ingresaron y gestionaron otros ayuntamientos se podría haber invertido más en infraestructuras para la ciudad, apoyo a la educación y bienestar, y eso es lo que intentamos con lo que tenemos.
La coyuntura y la ‘intervención’ estatal no ayuda…
Es cierto que los ajustes nos impiden crecer, pero había que hacerlos. De no haberlo hecho, estaríamos pagando un 27% de IVA. Si no se redujeran los gastos, lo sufriríamos de otro modo y no seríamos dueños de nuestra economía. La lástima es que los más penalizados hemos sido los ayuntamientos que hemos hecho las cosas bien.
¿Qué habría hecho con más dinero en la caja municipal?
Que la gente pagase menos impuestos.
Le han atacado bastante por no retirar símbolos franquistas…
En la historia mucha gente ha hecho atrocidades, véase la Guerra Civil. Los datos quedan ahí.
…Y por las Becerradas, como a otros alcaldes…
La gente que sale ensaya todo el año y cumple la normativa. Llegará un momento en que se dejará de matar al becerro, aunque a los antitaurinos no les molesta la becerrada sino el toro en sí, que es una tradición; la fiesta nacional.
¿Siguen mirando al cielo con temor cada vez que llueve?
Menos, ya que hemos modernizado el alcantarillado y desdoblado la salida de aguas pluviales. Lo que va por debajo de las calles no viste, pero hemos invertido para evitar las inundaciones.
¿Se inundará el bipartidismo tras las elecciones de 2015?
Existe incertidumbre, pero Podemos y UPyD son insostenibles. Si todos los pensionistas cobraran 2.000 euros y pagáramos un 4% de IVA, ¿de dónde saldría el dinero? Los políticos locales no tienen nada que ver con los nacionales. El PP debe comunicar mejor la gestión que ha hecho. Los pactos son imposibles porque todos van contra el PP.

 

 

 Iván Pérez / El Mundo

1 Comentario

  1. Que bien queda el discurso! De hablar de antitaurinos que es de lo que va la noticia…. a contarnos su vida, que nada tiene que ver aqui en esta noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here