La Catòlica ofertarà el grau de Gestió Econòmic-Financer en el curs 2015-16

0
93
Elena Bastidas y José Alfredo Peris

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con el Rector de la Universidad Católica de Valencia, José Alfredo Peris, que tiene como objeto la adjudicación de 10 becas sociales a disposición de ciudadanos que residan en Alzira. Peris anunció que el campus de Alzira ofertará la carrera de Empresariales en un par de cursos, grado, ahora denominado Gestión Económica-Financiera (Gecofin).

Las becas consistirán en un descuento del 30 por ciento sobre la tasa de docencia, que financiará la UCV, y que entrarán en vigor para el curso 2014-2015.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, ha destacado: “Desde el consistorio, estamos comprometidos con la ciudadanía y jóvenes alzireños y gracias a la colaboración de la UCV, con estas becas queremos facilitar al máximo el acceso de los jóvenes a los estudios universitarios, así como potenciar y mejorar en lo posible todo tipo de ayudas a los estudiantes residentes en nuestra ciudad para cursos estudios de Grado”.

El Ayuntamiento de Alzira creará junto con la UCV una comisión de adjudicación en el que se analizarán las solicitudes para adjudicar las becas en base a tres criterios socioeconómicos y académicos. El primero será la situación laboral de los padres, al menos uno de ellos ha de estar en situación de desempleo y contará un 45 por ciento, el segundo estará basado en la renta familiar, en el que al menos deben cumplir los mismo criterios que el Ministerio de Educación y Ciencia exige para conceder la beca sobre la matrícula de los estudios y contará con un 45 por ciento, y por último el expediente académico que contará con un 10 por ciento.

Además, el convenio firmado esta mañana, establece que si el número de solicitudes lo justifica, la comisión podría estudiar la posibilidad de ampliar el número de becas.

Estas becas están dirigidas a los alumnos de primer curso que realicen en el Campus de La Ribera alguno de los grados que se imparten: enfermería, educación Primaria, educación Infantil y el doble grado en educación infantil más educación primaria.

Según Peris, se trata de que “nadi se quede sin poder estudiar por falta de recursos económicos”.

Cerca de un 40% de los estudiantes del campus de Alzira reciben algún tipo de ayuda dado que la Universidad Católica concede becas tanto a los discapacitados como a los parados de larga duración para actualizar sus estudios.

Los estudios de Magisterio tienen un coste total de 4.390 euros por curso, mientras que el de enfermería asciende a 5.590 euros, de los que alrededor de 1.000 euros corresponden a la matrícula. El 30% de descuento ahorrará a los nuevos becados, 1.017 i 1.320 euros respectivamente ya que la subvención acordada no afecta a la matrícula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here