Un proyecto LIFE transformará los restos de poda de cítricos en aceite, piensos y biomasa

0
348
Restos de poda de un naranjo

El proyecto LIFE+ECOCITRIC permitirá demostrar la viabilidad técnica, económica y medioambiental de un nuevo sistema de aprovechamiento integral de los restos de poda de los cítricos, a partir de los cuales se obtendrán subproductos innovadores de alto valor añadido como aceites esenciales, abono foliar, piensos para alimentación animal y biomasa (astillas
combustibles y cama de ganado).

El plan –que cuenta con un presupuesto de 1,4 millones de euros, de los que la Unión Europea asumirá el 50%– está liderado por el ayuntamiento de la Vall d’Uixò y varias entidades colaboran como socios: Servicios y Desarrollos Grupo Vermon elaborará un Plan de Ordenación del Territorio, la empresa Heliotec gestionará los residuos de poda, la Fundación Universitat Jaume I-Empresa
comprobará la aplicabilidad empresarial y la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) se encargará de difundir los resultados entre los citricultores.
Los primeros trabajos se pondrán en marcha el 1 de junio y se desarrollarán a lo largo de los siguientes treinta meses, hasta noviembre de 2016. El estudio ‘Citric Waste Integrated Management-Ecocitric’ pretende dar una solución viable y competitiva a los problemas que generan los restos de poda citrícolas. La inmensa mayoría de los agricultores queman o trituran la leña en las explotaciones, por lo que
su recogida y gestión no sólo supondría un ahorro económico para el citricultor, sino que además minimizaría el riesgo de incendios, la liberación de dióxido de carbono a la atmósfera y la aparición de hongos en la leña esparcida sobre el terreno.
Tras el estudio previo y la ordenación de campos mediante el uso de tecnología GIS y sistemas de geo-localización, se construirá una planta piloto de tratamiento donde se llevarán a cabo pruebas reales en los distintos mercados potenciales e incluso se realizarán acuerdos de intención de compra con potenciales clientes. Finalmente, el programa efectuará un seguimiento exhaustivo de todos los residuos gestionados y de los impactos ambientales que se van a evitar, especialmente en lo referente a las emisiones de gases de efecto invernadero. El objetivo es alcanzar la transformación de hasta 100 toneladas de restos de poda en explotaciones citrícolas situadas en el término de la Vall d’Uixò, pero los organizadores aspiran a extender dicha gestión de residuos al resto del sector citrícola valenciano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here