Conferència de Maria Garcia-Lliberós a Carlet

0
570

La escritora valenciana María García-Lliberós pronunció ayer una conferencia en Carlet en la que afirmó que se considera una autora realista que busca su inspiración en la vida. “Mi referencia es el mundo en que vivimos, aunque sea para reinventarlo y ponerlo del revés”, destacó ante un auditorio de alrededor de cien personas.

La conferencia formaba parte de la XIII Campaña de Fomento de la Lectura que organizan conjuntamente el Ayuntamiento de Carlet ( a través de la Biblioteca Municipal) y la Fundación Caixa Carlet y que patrocina esta última entidad.

En la conferencia, titulada “El proceso de escritura en la novela. Un ejemplo: Babas de Caracol”, García-Lliberós señaló que la regla de la ficción literaria no es la vedad sino la verosimilitud. “Por eso tienen tanta importancia los detalles, la contextualización espacio temporal del escenario y la coherencia de los personajes”, añadió.

La escritora expuso su modo de proceder al elaborar una novela. Indicó que redacta una primera versión que fluye de forma torrencial en la que se centra en la trama y el estudio de los personajes y que puede ocuparla más de un año. Al cabo de unos meses, la retoma para intentar depurar el argumento y el lenguaje. “Elimino aspectos innecesarios y trato que quede un estilo sencillo y culto, con vistas a conseguir un relato ameno que atraiga al lector”, aclaró.

El tercer paso, según señaló la autora, es imprimir el texto y leerlo desde la perspectiva distanciada, como si fuera el lector, lo que puede provocar nuevas

 

modificaciones. “Y al final queda lo más complicado, que es publicarla”, expresó en clara referencia a lo difícil que es suscitar el interés de una editorial hoy en día.

Sin embargo, María García-Lliberós desveló que para elaborar su novela Babas de Caracol, objeto de la conferencia, siguió un procedimiento inusual, pues es el resultado de un proceso de investigación en el que la trama y los personajes se fueron configurando a medida que ésta iba dando frutos.

“Así fui diseñando la personalidad de Berta, la protagonista, alejada cada vez más de la persona que la inspiró y transformándola en un personaje terrible, complejo y fascinante que trasciende cualquier localismo”, manifestó la autora.

La particular estructura de esta novela centró parte del discurso de García-Lliberós, pues se trata de “una especie de crónica de la investigación” desarrollada por el otro protagonista, el escritor Pedro Ribera, en quien la autora reconoce proyectar su propio trabajo. “Yo escribo a través de su mirada y extraigo las mismas enseñanzas que él del análisis y reflexión de la vida de Berta que va descubriendo y novelando”, aseveró, al tiempo que apuntó que, por tanto, “la novela contiene a su vez los secretos de su propia escritura”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Caixa Carlet, Salvador Tapia, destacó la construcción de los personajes desde la observación y la prosa sencilla y próxima de la escritora como sus principales valores y le agradeció su vínculo literario con Carlet, pues su anterior novela, Lucía o la Fragilidad de las Fuertes, también fue presentada allí.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here