La rebaja fiscal de Agricultura deja fuera a 14 municipios de la Ribera Alta

0
39

 Lo que en principio debía ser una buena noticia para los agricultores y ganaderos valencianos, la rebaja de los módulos del IRPF en la campaña de 2013 a causa de los problemas ocasionados por la sequía, inundaciones, incendios u otras circunstancias excepcionales, ha terminado convirtiéndose en un auténtico galimatías que no consiguen entender ni las propias organizaciones agrarias. El ministerio de Agricultura y el de Hacienda han hecho pública la orden ministerial, que fue celebrada en el campo hasta que se empezó a conocer la letra pequeña.

Cristobal Aguado, presidente de AVA-Asaja, valoró la decisión del Gobierno de reducir los módulos fiscales, pero reclamó al Gobierno la corrección de los numerosos errores «que impiden a miles de agricultores valencianos beneficiarse de la rebaja». Este miércoles se pusieron en contacto con el ministerio de Hacienda que, según AVA, se mostró dispuesto a subsanar las incoherencias.

También desde la Unió de Llauradors se exigió una reparación de los errores. «Con carácter general únicamente hay reducciones fiscales para todos los términos de la Comunitat Valenciana en el cultivo de la flor, en el bovino de leche y en el de la almendra».

Las rebajas contenidas en la orden ministerial llegan a extremos difíciles de entender. Por ejemplo, en el caso de los términos de Alcàsser y Picassent, habrá explotaciones agrícolas que se extienden por los dos municipios, que solo podrán aplicar la rebaja de módulos en la parte que recae en el término de Alcàsser, puesto que Picassent ha quedado fuera de las ayudas, a pesar de que los dos municipios han sufrido las mismas circunstancias climatológicas.

En el caso de los cultivos del caqui también se producen diferencias llamativas, ya que no incluye ninguna localidad de las comarcas de Camp de Turia, Camp de Morvedre, Ribera Baixa y l’Horta. Mientras que de Ribera Alta, donde el caqui también se encuentra en un proceso de fuerte expansión, solo contempla a Montroi y l’Enova. Con los cítricos sucede algo parecido. En la rebaja entran todos los municipios de Safor y Ribera Baixa, pero deja fuera 14 de la Ribera Alta.

Otra parte de la órden que llama la atención es la disparidad de criterios para aplicar los módulos. En el caso de los cítricos, en unos casos se fija el 0,26, en otros el 0,18, en algunos más en el 0,13 y en los restantes en el 0,09.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here