Sólo los tambores rompen el silencio del via crucis del Cristo en la Agonia

0
163

La salida de la parroquia de San Juan Bautista, poco después de las 22,30 horas, por parte del paso del Cristo Crucificado en la Agonía ha sido espectacular, como es tradicional desde que fue bendecido hace 57 años. Y como es habitual hasta que los 350 cofrades alcanzan la parroquia de Santa Catalina ha despertado una gran expectación a lo largo de todo su recorrido. Un itinerario rodeado de un respetuoso silencio sólo roto por el redoble de los tambores y a cuya parte final se incorporó el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro.

Fundada en 1955 por un grupo de jóvenes

El Cristo se tambalea a la salida de San Juan Bautista

La Hermandad de Caballeros de Cristo Crucificado en la Agonía, que cuenta en la actualidad con 346 Hermanos, se fundó por un grupo de 25 jóvenes pertenecientes al movimiento de Acción Católica de la Parroquia de San Juan Bautista, el 1 de febrero de 1955. Ese mismo año, procesionarian los Hermanos acompañando una estampa del Cristo de Limpias. La Hermandad fue erigida canónicamente el 2 de febrero del año siguiente. El Paso, una escultura de tamaño natural de Cristo agonizante, labrado por el imaginero Vicente Rodilla Zanón, que costó 17.000 pesetas, fue bendecido en el templo de San Juan el domingo 23 de marzo de 1956 en acto que apadrinaron D. Lisardo Piera Rosario y su esposa Dña. María Virtudes Muñoz. La Hermandad, de carácter marcadamente austero y penitencial, tendrá como norma guardar riguroso silencio, será la primera en disponer de banda de tambores y tímbales y, desde 1966, acompañará sus procesiones con siete cruces de madera con pendón negro y pergamino cada una con las leyendas correspondientes a las siete palabras de Jesús pronunciadas en su última agonía. Los compañamientos de la imagen titular son multitudinarios tanto en el traslado que tiene lugar el Miércoles Santo desde su capilla en la Parroquia de San Juan hasta la Iglesia de Santa Catalina, como en la Procesión General del Santo Entierro. Los Estatutos por los que se rige la Hermandad fueron aprobados por el Ordinario de la Diócesis el 21 de febrero de 1991.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here