La deuda del Consell paraliza durante dos años la reforma del Lavadero de l’Alquerieta

0
256

 

Estat actual de les obres

La portavoz de los socialistas alzireños, Isabel Aguilar, considera que es «inadmisible» que una obra del Plan Camps, como el Lavadero municipal de l’Alquerieta, esté parada más de dos años y la alcaldesa de Alzira «no mueva ni un solo dedo para que estas obras se terminen».

Estado de abandono

Según Aguilar el antiguo lavadero municipal se encuentra en «estado de abandono» y es «lamentable» que se hayan paralizado las obras y la Sra. Alcaldesa no de ninguna razón, ni explique qué gestiones ha realizado ante el Gobierno Valenciano del Partido Popular para que le paguen a la empresa constructora y pueda seguir con la rehabilitación de este edifico.
Aguilar recuerda que el Ayuntamiento suscribió un acuerdo de delegación de competencias con la Generalitat dentro del Plan Confianza en el que se obligaba a contratar y adjudicar las obras y la Generalitat se comprometía al abono de las obras según las certificaciones que el Ayuntamiento aprobara.
La responsable socialista considera que desde el 11 de octubre del 2011, que el constructor le comunicó al Ayuntamiento la suspensión de las obras por el impago de la Conselleria de Cultura y Deporte, ya han pasado demasiados días sin que se tenga ninguna solución sobre esta suspensión.

Desperfectos y perjuicios

Aguilar afirma que el abandono de las obras está produciendo desperfectos y unos perjuicios considerables y que el Ayuntamiento debe adoptar las medidas oportunas para defender su patrimonio, estableciendo medidas de seguridad y de conservación del edificio.
La dirigente socialista acusa a la Alcaldesa de Alzira de actuar de forma poco diligente por dejar que un edificio se encuentre en estado de abandono y no sea capaz de cumplir con su obligación y reclamar tanto a la empresa adjudicataria de la obra como a la Conselleria de Cultura y Deportes la inmediata ejecución de las obras.
Según Aguilar, la Sra. Bastidas debe exigir al Gobierno de la Generalitat Valenciana y al Sr. Fabra, que en primer lugar abone las certificaciones de obra al contratista y en segundo lugar requerirle que de forma urgente la adopción de medidas para evitar el deterioro de este edificio tan emblemático.
Aguilar ha anunciado que su grupo ha presentado una propuesta para que la Alcaldesa de Alzira haga las gestiones necesarias para que esta obra concluya en el menor plazo de tiempo posible y en caso de no terminarla que exija al Consell responsabilidades penales según lo estipula el código civil; por causar daño en una propiedad municipal, por la negligencia y culpa del presidente Fabra.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here