Los afectados de Vilella recurrirán a los tribunales si Alzira no paga de forma “inmediata” el ingreso de CISA

1
37
La Plataforma de afectados del Centro Comercial Vilella ha reclamado al Ayuntamiento de Alzira que proceda a abonar de forma “inmediata”  los 2,6 millones de euros que recaudó de CISA 2011 mediante la vía de apremio, en cumplimiento de las resoluciones y acuerdos municipales. Y advierten que en caso contrario, al contravenir la resolución del Juez incurriría en “responsabilidades a exigir ante los tribunales”.
El Ayuntamiento de Alzira no ha efectuado el abono, hasta la fecha, a los afectados pese a tener ingresada la suma en sus arcas municipales, desde el pasado día 10, porque el departamento municipal de Intervención no autoriza el cobro, amparándose en la necesidad de emitir unos informes técnicos, porque CISA anunció su intención de presentar un contencioso administrativo con el objetivo de paralizar el pago.
Obligación legal del Ayuntamiento
El pago de la cuota de urbanización por parte de CISA 2011 “es una obligación legal que incumbe al Ayuntamiento en tanto que administración actuante que se limita a exigirla al propietario del suelo y ponerla a disposición del urbanizador sin emitir pronunciamiento o tomar parte respecto de conflictos de naturaleza civil”, advierten los afectados.
El informe jurídico en el que se basa la Plataforma de afectados de Vilella considera que CISA “no dispone ni puede ejercitar acción alguna contra el Ayuntamiento “puesto que el destinatario de lo recaudado no es la propia administración sino el urbanizador ejecutor de las obras”.
Caso inaudito y curioso
Para los demandantes la conclusión es clara: “el Ayuntamiento no puede acogerse a una hipotética responsabilidad futura para retrasar la entrega a Centro Comercial Vilella (CCV) de lo recaudado. Al igual que en la consideración anterior, no puede ir el Ayuntamiento contra sus propios acuerdos, ni los funcionarios municipales retrasar o entorpecer su cumplimiento sin incurrir en responsabilidad personal”.
Esta plataforma califica de, “curioso e inaudito”, que el “deudor moroso exija una fianza a su acreedor, pese a haberse acreditado su incumplimiento”.
Los asesores jurídicos del antiguo agente urbanizador consideran que el consistorio “carece de base legal” para retrasar el pago y que ello “supondría incurrir en responsabilidad”.
Suspensión cautelar denegada
Y recuerdan a las autoridades municipales que respecto a la adopción de medidas cautelares relacionadas con la exacción de las cuotas impagadas, “ya existe un pronunciamiento judicial desfavorable a la pretensión de CISA en dicho sentido, puesto que dicha petición de suspensión cautelar fue denegada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Valencia”.
El informe concluye; “cualquier autoridad o funcionario municipal que retrase o entorpezca la ejecución de los propios acuerdos municipales estaría contraviniendo lo dispuesto por el propio Juez y de ello, lógicamente, se derivarían responsabilidades a exigir ante los tribunales”.
En consecuencia la Plataforma de afectados reclaman al Ayuntamiento de Alzira “proceda a abonar a Centro Comercial Vilella 2003 SL lo recaudado por dicho concepto mediante la vía de apremio; efectuando dicho abono de modo inmediato en cumplimiento de las resoluciones y acuerdos municipales”.

1 Comentario

  1. Claro está pero seguro que ese funcionario ha cobrado su nómina si fuera el dinero para él ya lo hubiera abonado, encima se quejan de que no cobran las pagas extras, la gente sufriendo, ellos de vacaciones y con un dinero en la cuenta que no es suyo, que poca verguenza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here